Baraka compra a Wanda el Edificio España y lo vende al grupo Riu el mismo día

La cadena hotelera invertirá entre 380 y 400 millones para la compra y la reforma del emblemático inmueble

Trinitario Casanova, anterior propietario del edificio España.
Trinitario Casanova, anterior propietario del edificio España.Kike Para
Más información

En tan solo unas horas, Baraka, el grupo murciano de Trinitario Casanova, compró el Edificio España por 272 millones de euros al grupo chino Wanda y se lo vendió a la cadena Riu. Los hoteleros mallorquines, que de momento mantiene confidencialidad sobre el precio exacto de la operación, revelaron este jueves que se gastarán al menos 380 millones entre la compra y reforma del inmueble. Se cierra así un culebrón alimentado por las dudas sobre la solvencia económica de Casanova. El Edificio España se convertirá en un hotel de cuatro estrellas.

Las operaciones de compra y venta del Edificio España duraron poco más de una hora. A las 11 de la mañana, los servicios legales de la filial de Wanda, asesorados por la consultora JLL, cerraban el acuerdo de venta del inmueble a Baraka, por 272 millones. Una hora y media después, llegaba el turno de Riu. El grupo hotelero oficializaba la adquisición del inmueble al holding de Casanova (que tenía los derechos de compra con Wanda), por un precio que se mantiene en secreto.

"Estaba en nuestros planes estratégicos abrir un hotel Riu Plaza en España, en una ubicación inmejorable y en un edificio emblemático, cumplía con creces con todos los requisitos", comentaron Carmen y Luis Riu, consejeros delegados de Riu. La cadena cuenta con seis hoteles con la marca Plaza en el mundo —su categoría más sofisticada—. El que instalará en el Edificio España, será el primero en este país.

Este rascacielos, construido en los años cincuenta, y que también perteneció a Metrovacesa y el Banco Santander, se convertirá en un hotel de cuatro estrellas, con 650 habitaciones, dos piscinas y salas para conferencias. Ocupará 24 de las 27 plantas del edificio y Baraka se hará cargo de la gestión de la zona comercial, de 15.000 metros cuadrados, donde está previsto que se instalen unos grandes almacenes.

El desenlace que llevó al acuerdo fue, no obstante, inesperado. En la víspera de la reunión entre Baraka y Wanda, todas las miradas estaban puestas sobre Casanova, un empresario murciano anteriormente investigado por alterar el valor de las acciones del Banco Popular. Algunos observadores dudaban de su capacidad económica, sobre todo después de que en marzo no entregara el cheque de 252 millones para hacerse con el edificio.

Fuentes de Riu admitieron a EL PAÍS que la decisión de comprar el Edificio España "maduró" en las últimas semanas. El grupo creó con Baraka una sociedad de riesgo compartido (joint venture), pero finalmente abogó por la "oportunidad" de convertirse en dueño único del inmueble.

Con este acuerdo termina un culebrón inaugurado en 2016, cuando Wang Jianlin, dueño de Wanda, anunció su intención de vender el edificio. La firma china pretendía derribar el inmueble y reconstruirlo recuperando las fachadas, pero el Ayuntamiento de Madrid, dirigido por Manuela Carmena, sostenía que ese planteamiento era ilegal. Ayer, el concejal de Urbanismo se felicitó por la cesión a Riu: "Los trabajos de reforma podrán empezar ya este mes", anunció.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción