Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los bomberos aún tratan de extinguir el fuego en la nave de Arganda

El incendio no ha alterado la calidad del aire de la localidad según las mediciones de la Comunidad de Madrid

Los bomberos continúan trabajando en la extinción del fuego en Arganda.
Los bomberos continúan trabajando en la extinción del fuego en Arganda.

El incendio que se registró el jueves en la nave de un polígono industrial de Arganda del Rey no ha alterado la calidad del aire de la localidad. Así lo confirman las mediciones efectuadas por la Comunidad de Madrid. Los cinco centros educativos evacuados han recuperado este viernes la actividad, aunque el incendio aún no está extinguido. Durante toda la jornada, los bomberos han recorrido la nave afectada para sofocar los posibles rebrotes de las llamas y evaluar los daños de las naves colindantes a la que se originaron las explosiones.

La normalidad vuelve poco a poco al barrio de La Poveda, en Arganda. Diez dotaciones de bomberos trabajan todavía en labores de extinción del incendio, que está totalmente controlado. Sin embargo, hace falta seguir refrescando el espacio que ha ardido antes de dar los trabajos por finalizados.

Los agentes se han dividido en equipos para recorrer el interior de la nave afectada y actuar ante cualquier tipo de charco de los líquidos que se trataban en la empresa y que pudieran ser problemáticos. Sobre ellos arrojan sepiolita, una especie de arena que seca y absorbe el líquido que pudiera existir en la superficie. Los bomberos también han atacado con espuma cualquier tipo de rebrote de las llamas. El material permite que no se arrastren los vertidos, en el caso de que los hubiera.

Revisan naves aledañas

La extinción completa del incendio se está retrasando por la enorme extensión de la nave afectada, más de 400.000 metros cuadrados. "No es una labor complicada, pero sí larga, porque hay que moverlo todo. Se requiere mucha paciencia", ha explicado un portavoz del 112. Otros equipos de bomberos revisaron las naves aledañas, que no han sido alcanzadas por el fuego pero sí han sufrido daños estructurales. "Los bomberos han entrado junto a los trabajadores para retirar objetos personales. A los dueños les han dicho dónde ven el problema para que, cuando puedan acceder, hablen con los seguros y se arreglen los desperfectos".

A pesar de que el foco del incendio está controlado, aún existe una zona de 40.000 metros cuadrados alrededor de la nave en la que se produjeron las explosiones en la que no pueden entrar los trabajadores de las empresas vecinas porque las estructuras corren peligro de desprenderse. En el resto del polígono ya se está trabajando.

La Guardia Civil comenzó este viernes a investigar el origen de las explosiones y del incendio con la recogida de testimonios, aunque no será hasta el lunes cuando los expertos entren en la zona para recoger pruebas. El siniestro dejó un balance de 35 heridos. Cuatro permanecen en el hospital. Dos de ellos, trabajadores de la empresa, en estado grave, según Europa Press.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram