Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un escape en el sistema de refrigeración obliga a paralizar la central nuclear de Ascó

Los responsables de la plantan aseguran que el incidente no ha tenido consecuencias para los trabajadores

Complejo nuclear de Ascó con la torre de refrigeración en primer plano.
Complejo nuclear de Ascó con la torre de refrigeración en primer plano.

La central nuclear de Ascó ha dado parte al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) de la parada forzosa de uno de los dos reactores que operan en el complejo tras descubrirse una anomalía en el sistema de refrigeración de la instalación. En concreto, según han informado fuentes de la central, y así lo ha confirmado la subdelegación del Gobierno en Tarragona, el protocolo de seguridad se activó durante la noche del miércoles tras detectarse un aumento del caudal de "agua no identificada" en el sistema refrigerante del reactor.

Al no poder descartar que se tratase de una fuga de la barrera de presión del sistema de refrigeración del reactor, los técnicos de la central optaron por ordenar una parada preventiva de la unidad. Tras la investigación pertinente se ha identificado el origen de la fuga en una válvula de drenaje y se ha descartado una avería en la barrera de presión. Los servicios de mantenimiento mecánico de la central están trabajando en la reparación. La planta cuenta con sumideros dentro de la contención para asegurar la recogida de posibles pérdidas de agua y, según aseguran fuentes de la nuclear, "Ascó I se encuentra en condición segura". Añaden que la incidencia no ha tenido afectación para las personas ni para el medioambiente.