La Generalitat niega que el Gobierno tenga “voluntad” de negociar

Neus Munté niega ningún contacto entre Puigdemont y Rajoy y reclama una fecha para que se puedan ver

Carles Puigdemont y Neus Munté.
Carles Puigdemont y Neus Munté. Massimiliano Minocri (EL PAÍS)

La Generalitat censura la actuación del Gobierno central hasta ahora en Cataluña, que considera que “no ha sido ni diligente ni responsable”, y cuestiona que haya “una oferta” o “voluntad” para negociar con el Ejecutivo catalán, como así asegura Moncloa. Su portavoz, Neus Munté, ha considerado este mediodía “sorprendente que no se encuentre fecha” para el encuentro acordado entre Mariano Rajoy y Carles Puigdemont, pese a que ya se haya superado el principal escollo que lo frenaba, la celebración del congreso del Partido Popular, y que Puigdemont haya dicho “por activa y por pasiva que estamos dispuestos a escuchar una oferta”.

Munté ha comparecido ante los periodistas en un ambiente de cuestionamiento sobre la existencia de contactos de máximo nivel entre miembros de los gobiernos central y autonómico para abordar la cuestión del proceso independentista catalán, después de que el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, haya asegurado este martes de tener indicios de que ha habido contactos. “No ha habido reuniones secretas”, ha respondido Munté, cuestionada en reiteradas ocasiones. La consejera de Presidencia ha negado esos supuestos contactos, de la misma forma que ha negado la posible participación de un mediador entre ambos ejecutivos para preparar la reunión entre los dos presidentes. Munté ha señalado que los contactos entre ministros y consejeros se acotan a “asuntos ordinarios” que competen a las competencias de los departamentos, pero que Puigdemont no ha vuelto a hablar con Rajoy desde que lo hizo por teléfono para felicitarle por su investidura.

De hecho, la portavoz del Gobierno catalán ha apuntado la notificación recibida del Tribunal Constitucional por el incidente de ejecución de sentencia sobre la resolución sobre el referéndum aprobada en el Parlament, como “una nueva muestra de la Operación Diálogo” emprendida por el Ejecutivo central. En ese sentido, ha señalado que “este tipo de notificaciones es lo único que entra por la puerta del Palau de la Generalitat”, en una clara referencia a la ausencia de relaciones con el Ejecutivo central. Pese al requerimiento, el Gobierno mantiene firme su intención de convocar la consulta independentista.

El Gobierno catalán insiste en culpar al de Rajoy de la ausencia de diálogo entre Generalitat y Estado: “Hay un Gobierno que quiere negociar y otro que no”. Defiende que sobre la mesa del presidente del Gobierno está el documento con 46 propuestas entregadas en abril por Puigdemont, mientras que el despacho de presidente catalán “no hay ninguna propuesta”. Niegan así que exista la denominada Operación Diálogo y consideran que, detrás de esta, solo hay una “negación total y absoluta” a las reivindicaciones de la Generalitat y un ejercicio de “confusión”.

Sobre la firma

Dani Cordero

Dani Cordero es redactor de economía en EL PAÍS, responsable del área de industria y automoción. Licenciado en Periodismo por la Universitat Ramon Llull, ha trabajado para distintos medios de comunicación como Expansión, El Mundo y Ara, entre otros, siempre desde Barcelona.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS