Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La pugna entre Iglesias y Errejón salpica a Podemos en la Comunidad Valenciana

La dirección autonómica se alinea con el 'número dos' del partido, que cerrará campaña en Valencia

Presentación de la candidatura de Pablo Iglesias en la Sociedad Coral El Micalet de Valencia.
Presentación de la candidatura de Pablo Iglesias en la Sociedad Coral El Micalet de Valencia.

El resultado de la pugna por el control de Podemos entre las corrientes que encarnan su secretario general, Pablo Iglesias, y su número dos, Íñigo Errejón, tendrá repercusiones en toda la estructura de la formación morada. Incluida su organización en la Comunidad Valenciana. Este lunes, en la semana decisiva para el futuro del partido, la dirección valenciana, adscrita mayoritariamente a las filas errejonistas, se ha visto sobresaltada al trascender un vídeo en el que el secretario general autonómico, Antonio Montiel, compara las atribuciones del líder de Podemos con las que tenían Franco y Sadam Husein.

Montiel, que tenía actos en Dénia, ha reaccionado al revuelo y las críticas que han generado sus palabras con un mensaje en Twitter: "Acabo de escucharme en unas desafortunadas declaraciones. No me reconozco. Nunca compararía a Pablo Iglesias con un dictador". Fuentes del entorno del dirigente autonómico han destacado que la crítica de Montiel se refería a las atribuciones tanto del secretario general del partido como de los secretarios generales autonómicos, es decir, a las suyas propias.

Las fuentes han enmarcado las palabras en una explicación más larga que Montiel, profesor de ciencia política, dio ayer sobre lo que describió como "cesarismo democrático". Y han mantenido que el fragmento que se ha extendido por las redes sociales recoge apenas un minuto de su intervención, con lo que resulta descontextualizado.

El líder autonómico de Podemos hizo las declaraciones este domingo durante un debate en La Morada, como se conoce a la sede de Podemos en la ciudad de Valencia, situada en el barrio de Russafa, que fue retransmitido en streaming.

La intervención de Montiel no compara directamente a Iglesias con un dictador, pero sí contiene una carga de crítica hacia el modelo de organización del partido que defiende el líder de Podemos. Un tipo de estructura que se confrontará en el congreso de Vista Alegre II con la que propone la candidatura de Errejón, llamada Recuperar la ilusión, de la que forman parte siete valencianos.

La sintonía entre Errejón y la dirección valenciana también se pone de manifiesto con el hecho de que el secretario político de Podemos haya elegido Valencia para cerrar este jueves su campaña para el congreso.

Descentralización

Tanto la candidatura de Errejón como la dirección valenciana apuestan por una descentralización del partido hacia las organizaciones autonómicas, a las que quieren dotar de más competencias y recursos.

Integrantes de la candidatura de Iglesias —Podemos para todas— han manifestado este lunes en un acto celebrado en la Societat Coral El Micalet en Valencia que su propuesta organizativa persigue evitar un sistema "federal" que dé lugar a "baronías". Y han argumentado que la descentralización planteada por su candidatura se orienta más hacia los municipios.

El diputado por Alicante Txema Guijarro, uno de los miembros de la lista de Iglesias, ha afirmado que una victoria clara de esta candidatura debería tener "influencia" en la dirección de la Comunidad Valenciana, que celebrará su propio congreso después del de Vista Alegre II, previsiblemente antes del verano.

Fuentes de la dirección autonómica han coincidido en que el resultado del congreso estatal tendrá efectos en todos los ámbitos, incluido el suyo. Si bien consideran compatible, llegado el caso, una victoria de Iglesias en Vista Alegre II con una continuidad de la línea de la actual dirección valenciana. Una posibilidad que dependerá, añaden, del tipo de estructura organizativa que quede finalmente fijada.

Más información