Fallece Josep Verde i Aldea, fundador del PSC

El histórico político tenía 88 años y lideró uno de los tres partidos que se fusionaron en 1978

Josep Verde i Aldea, el primero por la derecha, junto a algunos líderes históricos del PSC
Josep Verde i Aldea, el primero por la derecha, junto a algunos líderes históricos del PSCJoan Guerrero

El histórico dirigente del socialismo catalán y uno de los fundadores del actual PSC, Josep Verde i Aldea, falleció ayer a los 88 años de edad. Nacido en Granollers, tuvo una dilatada trayectoria política que se inició en 1969, cuando fundó el Grupo Cristiano de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos. Cristiano progresista convencido, también fue miembro activo de Justícia i Pau.

Su compromiso político socialista se inició en 1974, cuando se incorporó al Reagrupament Socialista i Democràtic de Catalunya, un movimiento que después evolucionó en el PSC Reagrupament. Verde i Aldea acabó como secretario general de esa formación tras la muerte repentina de Josep Pallach en 1977 y condujo al partido al congreso de unidad de 1978, del que nació el actual Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC). Las otras dos formaciones que se fusionaron fueron el PSC-Congrés y la Federación Socialista Catalana del PSOE.

Sin su contribución cuesta entender lo que fue aquel proceso celebrado en el Palacio de Congresos de Barcelona, junto a figuras tan simbólicas como Joan Reventós, Josep Maria Triginer, Eduardo Martín Toval o Narcís Serra, entre otros.

Antes de que se produjera la unificación, Verde i Aldea resultó elegido diputado en las elecciones constituyentes de 1977. Entonces se presentó en la candidatura del Pacte Democràtic per Catalunya, una coalición de la que formaban parte tres partidos: el PSC Reagrupament, Convergència Democràtica de Catalunya, liderada por Jordi Pujol, y Esquerra Democràtica de Catalunya, cuyo candidato fue Ramon Trias Fargas, quien luego ocuparía el cargo de consejero de Economía de la Generalitat.

Los tres resultaron elegidos diputados a Cortes, pero tras la unificación del socialismo catalán Verde i Aldea nunca volvió a ser candidato por otras siglas que no fueran las del PSC, un partido del que formaba parte de su ala más catalanista. “Hubo socialistas que acabaron en Convergència y que hablaban castellano porque quedaba más fino, pero él se quedó siempre en el PSC”, explicó ayer Miquel Iceta, actual primer secretario de los socialistas catalanes.

Licenciado en Derecho, Verde i Aldea volvió a ser elegido diputado en el Congreso en las elecciones generales de 1979 y en las de 1982, cuando se produjo la abrumadora victoria socialista ocupó una de las vicepresidencias de la cámara. “Era un socialdemócrata y un europeista convencido”, declaró Iceta. Prueba de ello es que, desde 1979 a 1986, formó parte del Consejo de Europa y ese año fue elegido diputado en la Eurocámara y vicepresidente de la misma entre los años 1992 y 1999. En el año 2011, el Gobierno de la Generalitat presidido por Artur Mas le concedió la distinción de la Creu de Sant Jordi.

La Fundación Rafael Campalans, el think tank del socialismo catalán, recordó ayer “el legado político y personal” que deja Verde i Aldea, que también formó parte de la llamada Comisión de los 20 que redactó el borrador del Estatuto de autonomía de 1979, un año antes de las primeras elecciones autonómicas de 1980 que ganó Convergència Democràtica.

Los cuatro años de vida del PSC Reagrupament que lideró Verde i Aldea quedaron recogidos en un libro presentado en 2011, precisamente en la Fundación Campalans, con José Montilla, Isidre Molas, Joan Majó y Marcel Gabarró.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50