El avance del referéndum abre otra brecha en el frente independentista

ERC y la CUP abren la puerta al delanto, mientras que el PDECat evita pronunciarse al respecto

Quim Arrufat y Eulalia Reguant.
Quim Arrufat y Eulalia Reguant.Quique García / EFE

Despejada la aprobación de los Presupuestos, las fuerzas independentistas han mostrado hoy su capacidad de mostrar desavenencias. En este caso, respecto a la posibilidad de avanzar el referéndum previsto para septiembre. La CUP ha señalado que la “tensión” provocada por la judicialización de dirigentes secesionistas puede llegar a ser insoportable y podría reclamar una avance de la consulta al verano. El vicepresidente económico, el republicano Oriol Junqueras, se ha decantado por la misma fórmula. Pero el Partit Demòcrata (PDECat) se niega a entrar en el debate y afirma que esa es una decisión que corresponde al Gobierno. Detrás de esa afirmación, no obstante, existe una demanda de tiempo para articular el discurso ideológico tras su refundación del pasado julio.

"Pensamos que se tendrá que convocar antes del verano, porque esta tensión judicial irá en aumento", ha remarcado hoy el portavoz del secretariado de la CUP, Quim Arrufat, que cree que Cataluña no se puede "permitir el lujo" de que vayan juzgando "instituciones" como la presidenta del Parlament, Carme Forcadell.

Esquerra Republicana, por su parte, se sitúa en este tema en una posición de equidistancia entre sus socios de gobierno en la Generalitat, el PDECat, y la CUP en el Parlament. El partido de Oriol Junqueras mantiene la fecha de septiembre, pero no descarta que se avance antes del verano en función de los hechos que se vayan produciendo, en especial la evolución de los procesos judiciales en marcha.

Lo ha dicho este mismo lunes el vicepresidente de la Generalitat, quien ha dejado la puerta abierta a adelantar el referéndum si la justicia inhabilita a la presidenta del Parlament, Carme Forcadell. "Si quieren inhabilitarla, alguna respuesta deberemos dar, porque es algo que no se entiende en ningun país democrático", ha dicho Junqueras. Forcadell está siendo investigada por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña por permitir la votación de las conclusiones de la comisión del proceso constituyente al desatender el requerimiento que le hizo el Tribunal Constitucional.

Horas después, el portavoz de Esquerra, Sergi Sabrià, ha insistido en que "nada ha cambiado" para adelantar el referéndum sobre la secesión, pero ha precisado que "se pueden dar las circunstancias que hagan iniviable mantener la fecha". Por ello, ha añadido, la intención de la Generalitat en relación al referéndum es "tenerlo a punto cuanto antes para lo que pueda suceder y poderlo convocar".

Con todo, Sabrià ha insistido en que "septiembre es una muy buena elección" y que "si no es posible será porque se avanza por lo que pueda pasar en los próximos meses". También ha aprovechado para arremeter contra la indefinición de los comunes en relación al referéndum. "La gente de Colau y de Coscubiela deberá tomar una decisión: si están del lado del PP y del PSOE o de las urnas y de la democracia. Parece que no quieren tomar esa decisión pero deberán hacerlo", ha remachado Sabrià.

La coordinadora general del PDECat, Marta Pascal, no ha querido entrar en el debate. Tan solo ha señalado que esa es una responsabilidad del Gobierno y que los partidos, en todo caso, deben dedicarse a “ganarlo [el referéndum] y a ampliar la base”. Sobre el segundo objetivo, ha dicho la dirigente que solo se puede hacer “dando argumentos” y ha señalado que su partido sigue defendiendo "un diálogo franco con el Gobierno español".

Pascal ha asegurado que “no nos escucháreis entrar en el calendario” tras la reunión semanal de la ejecutiva, en la que ha anunciado, como se acordó en el Consejo Nacional de la formación del pasado sábado, que en febrero iniciarán las conferencias sectoriales con las que armarán el discurso ideológico del partido, después haber creado todos los entes de gobierno tras la refundación.

La responsabilidad de tener listos los mecanismos para poder convocar el referéndum recae sobre Esquerra. Tanto Junqueras como Raül Romeva, consejero de Asuntos Institucionales e Internacionales, son quienes deben poner en marcha los mecanismos para convocar la consulta.

Para organizarlo, ha descartado voluntarios o funcionarios escogidos aleatoriamente, sino "personal acreditado por la Generalitat" para esta ocasión, y ha señalado que se debería celebrar en domingo y que votarían los mayores de 18 años.

Arrufat, ha reivindicado esta mañana avanzar hacia el referéndum "no pactado, que es el único factible". Arrufat ha indicado que está terminado "el 95 %" de la ley de transitoriedad, sobre la que se sustentaría el referéndum, por lo que ha considerado que en "abril o mayo" podría ser convocado.

Arrufat ha advertido hoy de que el consejero de Interior, Jordi Jané, no ha hecho los cambios para que el departamento esté "alineado" con el proceso soberanista y ha apuntado que el referéndum se podría convocar "antes de verano", como también ha apuntado hoy Oriol Junqueras. En una entrevista en Catalunya Ràdio, Arrufat ha denunciado que el Gobierno catalán tiene "un conseller del Interior que no está haciendo el trabajo", porque no ha hecho las modificaciones para que su departamento esté "alineado con el proceso soberanista".

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50