Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El embrollo sin fin de las cocheras de Cuatro Caminos

Un edil del PP desvela que parte del edificio iba a ser derribado en 1920 para levantar pisos, pero el proyecto fracasó

Las cocheras de Cuatro Caminos, el pasado mes de septiembre.
Las cocheras de Cuatro Caminos, el pasado mes de septiembre.

El proyecto para construir una urbanización con 443 viviendas en los terrenos de las cocheras de Cuatro Caminos sigue parado, en medio de una bronca que enfrenta a Comunidad, Ayuntamiento, cooperativistas y defensores del patrimonio cultural. Metro vendió los terrenos (de unos 34.000 metros cuadrados) en noviembre de 2014, cuando el Partido Popular tenía mayoría absoluta en los Gobiernos regional y municipal. Los adquirió la gestora de cooperativas Ibosa por 88 millones, con la intención de construir 443 viviendas, repartidas en una torre de 28 plantas y otros dos edificios de ocho plantas. Debían ceder además 16.026 metros cuadrados para zonas verdes.

Sin embargo, en mayo de 2015 Ahora Madrid logró la Alcaldía y un año después paralizó el proyecto. Según el Ayuntamiento, el planteamiento de la cooperativa “incumple el Plan General de Ordenación Urbana [PGOU]”, ya que pretenden soterrar las cocheras a su altura actual, con lo que la futura zona verde quedaría entre tres y siete metros por encima del nivel de las calles circundantes, que quedarían separadas por un muro de hasta seis metros de esa cubierta vegetal. Según el criterio municipal, para cumplir con el PGOU esta zona debería quedar a la altura de la calle.

Al debate urbanístico se le suma el patrimonial: la Asociación Madrid, Ciudadanía y Patrimonio (MCyP) defiende que el edificio de las cocheras es patrimonio industrial y debería conservarse. En diciembre, remitió un informe a la Dirección General de Patrimonio para mostrar que la firma del reconocido arquitecto Antonio Palacios aparecía en tres documentos del proyecto: las licitaciones de tira de cuerdas de 1917, del taller de herrería de 1918 y de la alineación de la primera ampliación de 1920.

Plano de parcelación de Cuatro Caminos que presenta Miguel Otamendi en 1920.
Plano de parcelación de Cuatro Caminos que presenta Miguel Otamendi en 1920.

Este domingo, el concejal del PP Pedro Corral publicó un artículo en Abc en el que demuestra que la Compañía Urbanizadora Metropolitana, filial de la Compañía Metropolitana (actual Metro), planeó vender parte de los terrenos de las cocheras para construir en su lugar un edificio de diez pisos. Corral explica a EL PAÍS que este proyecto se publicitó, al menos, de 1920 a 1923, y que el plano que firma Palacios está fechado nueve días después de la subasta de los terrenos. “Para mí, la lectura es que en el proyecto de urbanización contemplaba la venta de parte de las cocheras para edificar en ese suelo. Creo que por eso se puso en marcha la ampliación del edificio, para compensar la parte de cocheras que iba a vender”. Como el proyecto no se llevó a cabo, se desconoce qué solución técnica habrían planteado para que el túnel pasara por debajo del hipotético edificio hasta llegar a las cocheras, parte de las cuales se habrían mantenido.

Según Alberto Tellería, vocal técnico de MCyP, el descubrimiento de Corral añade un nuevo dato histórico. “En el momento en que se construyen las cocheras no son patrimonio, pero en nuestra opinión ahora sí lo son, porque son las primeras de España y por su tipología constructiva”. Sin embargo, los informes de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y de la Dirección General de Patrimonio concluyeron que las cocheras no tienen ningún valor patrimonial.

Un proyecto plagado de escollos

En agosto de 2014, Metro de Madrid pone a la venta las cocheras de Cuatro Caminos.

En noviembre de 2014, la gestora Ibosa compra el terreno por 88 millones de euros para edificar 443 viviendas con la cooperativa Residencial Metropolitan.

En mayo de 2015, Ahora Madrid gana las elecciones municipales.

En mayo de 2016, Manuela Carmena rechaza el proyecto por incumplir el Plan General.

En septiembre de 2016, Patrimonio deniega la protección al edificio de las cocheras.

En noviembre de 2016, la Comunidad presenta un plan alternativo para desbloquear la operación urbanística. El Ayuntamiento vuelve a denegar el permiso.

En la actualidad, el proyecto sigue paralizado.

Debate en las redes

Cada nuevo hallazgo sobre el edificio genera un enconado debate en las redes sociales entre los cooperativistas, que defienden sus legítimos intereses, y los defensores del patrimonio industrial, que abogan por modificar el proyecto para salvar el edificio. El artículo del concejal Corral no fue una excepción, y Twitter se llenó de mensajes a favor y en contra.

Mientras, el Ayuntamiento no cree que el hallazgo cambie nada e insiste en que el proyecto no cumple el PGOU. Una nota emitida en 2011 por el Consistorio, entonces gobernado por el PP, señalaba: “La nueva ordenación establece el soterramiento en dos niveles de las cocheras”. Por eso, exigen que se cumpla lo que se pedía entonces. La Comunidad, por su parte, cree que la pelota está en el tejado del Consistorio y critica que Ahora Madrid “ponga peros al proyecto por la vía administrativa”. Desde Residencial Metropolitan han declinado hacer valoraciones y confían en que el Defensor del Pueblo les escuche. 443 familias están a la espera.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información