Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aguirre propondrá en el congreso del PP que los centros educativos tengan planes de estudios propios

La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid quiere crear el “bono escolar” e institutos de excelencia

Esperanza Aguirre, en una imagen de febrero de 2016. Ampliar foto
Esperanza Aguirre, en una imagen de febrero de 2016.

La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, Esperanza Aguirre, ha presentado seis enmiendas a la ponencia “Educación, Innovación y Cultura” de la vicesecretaria del partido, Andrea Levy, que se debatirá en el congreso nacional del próximo mes de febrero. Aguirre propone “más libertad educativa para padres y centros” y quiere, incluso, que estos últimos puedan “diseñar sus planes de estudio y aplicar los métodos pedagógicos que deseen”. En su ponencia, propugna igualmente el “bono escolar” y la creación de institutos de excelencia –donde estudiarían los alumnos más destacados- en cada provincia o ciudad de más de 500.000 habitantes, algo que ya puso en práctica en Madrid durante su presidencia regional.

En el conjunto de peticiones de Aguirre (ministra de Educación entre 1996 y 1999), aboga por “la posibilidad de que los colegios, institutos y centros de Formación Profesional puedan diseñar sus planes y métodos” diferenciados, siempre y cuando “al final de los distintos tramos educativos, sus alumnos hayan alcanzado unos conocimientos mínimos que serán comunes para todos los alumnos españoles”. La defensa de la libertad "se expresa en la defensa de los padres para elegir para sus hijos la educación que deseen, al mismo tiempo que se defiende la libertad de crear colegios con distintos idearios y métodos", indica.

Esperanza Aguirre sostiene, según la documentación a la que ha tenido acceso EL PAÍS, que “tal y como está la legislación en España, hoy no se admitiría un colegio del estilo de lo que fue el Instituto Escuela de la Institución Libre de Enseñanza hace cien años”.

También defiende que el Ministerio de Educación ofrezca la posibilidad de realizar a centros y alumnos pruebas de evaluación externa al terminar Primaria (12 años) y Secundaria (16 años) “para medir con eficacia el sistema educativo”. “Estas pruebas", apunta la portavoz municipal, “serán voluntarias y el Estado emitirá los correspondientes certificados y calificaciones a los que participen en ellas”.

Aguirre subraya que el éxito de un sistema educativo no depende de la cantidad de recursos, sino del resultado que obtengan los alumnos. Asimismo, defiende la necesidad de crear un “bono escolar para ayudar a las familias”, que ya ha tenido un “rotundo éxito” en países como Suecia, “a pesar de su larga tradición socialdemócrata”. El bono escolar es una especie de cheque con el que las familias pagan el centro educativo al que llevan a sus hijos.

Otra de las enmiendas se refiere a la creación de Institutos de Excelencia para aquellos alumnos de Secundaria que demuestren "unas destacadas cualidades académicas y unas contrastadas capacidades". Su propuesta es la de crear estos centros en cada capital de provincia o por cada 500.000 habitantes, institutos en los que los alumnos cursarán Bachillerato en un régimen de especial exigencia.

Por último, Aguirre propone una "enmienda lingüística" y es sustituir la palabra docente en todo el texto de la ponencia por profesor o maestro, y profesorado por profesores. La portavoz municipal del PP cree que estas palabras representan mejor los valores de la educación.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información