Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las familias con rentas medias se desploman en Barcelona

La brecha entre barrios se frena, pero sigue habiendo 53 de 73 que están por debajo de la media

Una imagen del barrio Ciutat Meridiana.
Una imagen del barrio Ciutat Meridiana.

Nueva muestra del impacto de la crisis en la Renta Familiar Disponible (RFD) en Barcelona. Las familias con rentas medias se han desplomado. Y las que tienen una renta baja suben. Si en 2007 los tramos de renta familiar media-baja y media-alta rozaban el 60% de la población, en 2015 apenas superaban el 44%. La franja de las rentas baja y muy baja ha saltado del 21,7% de los ciudadanos a casi el 40%. Mientras, las rentas altas y muy altas se han mantenido mucho más estables: de tener un peso del 19,7% al 16,6%.

Como cada comienzo de enero, el Ayuntamiento de Barcelona ha publicado los datos de la Renta Familiar Disponible (RFD) en los barrios de la ciudad. El equipo de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha celebrado que en 2015 se frenó la enorme brecha que separa al barrio más rico, Pedralbes (con una renta de 250,5 sobre una media de 100), de Ciutat Meridiana, donde la cifra es de 34,5 y que toma el relevo en el sambenito del barrio más pobre a Trinitat Nova. El más rico multiplica por siete la renta del más humilde. 7,3, la misma diferencia que en 2014.

Pero en la capital catalana sigue habiendo 53 de los 73 barrios por debajo de la renta media. 19.775 euros anuales, un 3% más que en 2014. Y seis de los diez más pobres lo son más que el año anterior. Técnicamente es cierto que se interrumpe el aumento de la brecha, como ha subrayado el portavoz del Gobierno municipal, Gerardo Pisarello. Pero sigue siendo enorme y la franja central de rentas adelgaza mientras el segmento de pobres sube. Pisarello ha calificado la caída de rentas medias de "muy preocupante".

Los diez barrios más ricos

Pedralbes (250,5 sobre 100)

Les Tres Torres (214,1)

Sant Gervasi Galvany (205,1)

Sarrià (199,1)

Sant Gervasi-La Bonanova (188,9)

La Dreta de l’Eixample (165,8)

Diagonal Mar (162,5)

Vallvidrera, Tibidabo i les Planes (151,7)

La Vila Olímpica (150,2)

El Putxet i el Farró (141)

"Nuestro objetivo es conseguir una ciudad diversa, pero una sola ciudad, la precarización de las clases medianas no es buena", ha dicho el portavoz, que ha apuntado que si Barcelona triunfa en los índices internacionales "es porque es una ciudad atractiva, por la calidad de vida y porque es segura, cuestiones que tienen que ver con el hecho que es una ciudad cohesionada". "Celebramos la estabilización, ahora el reto es revertir la tendencia y esto tiene que ver con las rentas y la ocupación", ha concluido antes de subrayar también la importancia que el gobierno municipal da a las políticas vinculadas al derecho a la vivienda.

Los diez más pobres

Ciutat Meridiana (34,5)

Trinitat Nova (35,6)

Vallbona (37,8)

Trinitat Vella (43,1)

Les Roquetes (47,8)

Torre Baró (47,1)

Turó de la Peira (48,8)

Can Peguera (51,1)

La Prosperitat (54)

La RFD se calcula en base al nivel de estudios, la situación laboral de los vecinos, las características del parque automovilístico y el precio de la vivienda. El informe correspondiente a 2015 (estas cifras siempre se van dos años por detrás) revela una novedad en una foto de los barrios de la ciudad que lleva años mostrando una ciudad partida en dos y donde ocho de los diez barrios más pobres están en el distrito de Nou Barris. Se trata de Ciutat Vella, donde la renta crece y en el caso del Gòtic, entra en el selecto grupo de los 20 barrios con una renta familiar disponible superior a la media por la llegada de vecinos con mayor poder adquisitivo. El distrito ha progresado desde 2013, de una renta de 77,2 a 85,5 en 2015. No hace tanto, en 2000 el distrito era el último de la ciudad, y ha avanzado lentamente superando a otros distritos como Nou Barris, Sant Andreu, Sants-Montjuïc y Horta.

En el resto de la ciudad, del más rico al más pobre, los distritos se ordenan de la siguiente forma: Sarrià-Sant Gervasi (188 de renta familiar sobre una media de 100); Les Corts (138,3); L’Eixample (115,8), Gràcia (105,8), Sant Martí (86,5, también por la llegada de vecinos con más recursos en Diagonal Mar o el Poblenou), Ciutat Vella (85,5); Horta-Guinardó (79,6), Sants-Montjuïc (78,1); Sant Andreu (72,8) y Nou Barris (53,8).

Más información