Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La gripe provoca hasta tres veces más ingresos

Salud apunta que bajan las visitas a urgencias con respecto a la última semana de 2016 pero aumentan los casos que requieren hospitalización

Los servicios de urgencias del Hospital de Bellvitge en una foto de archivo.
Los servicios de urgencias del Hospital de Bellvitge en una foto de archivo.

La epidemia de gripe ya se hace notar en los hospitales catalanes. Además de sufrir la saturación de sus urgencias, los centros sanitarios han registrado en la última semana un aumento de ingresos por la gripe. El Departamento de Salud explicó ayer que, si bien lo habitual es que se hospitalice entre el 9% y el 12% de los pacientes atendidos en urgencias cada semana, del 29 de diciembre al 4 de enero se ingresó, de media, al 14% de los enfermos que acudieron al servicio. El hospital Moisés Broggi tuvo que hospitalizar incluso al 37% de los atendidos en sus urgencias.

La sanidad catalana se ha estrenado en el 2017 con la epidemia de gripe en alza y de nuevo, la denuncia de los sanitarios por la saturación de los servicios de urgencias de los grandes hospitales. Con todo, pese a las alertas de profesionales y sindicatos, el Departamento de Salud apuntó ayer que, durante la primera semana del año, las urgencias de los hospitales catalanes han bajado ligeramente con respecto a la semana anterior (entre el 29 de diciembre y el 4 de enero se ha atendido a 34.535 pacientes). Uno de los hospitales que, según Salud, registró un aumento de las visitas a urgencias fue el hospital Clínic de Barcelona, que esta semana atendió a 2.583 personas, un 2,5% más que la semana anterior.

Lo que sí han aumentado, no obstante, son los pacientes de urgencias que requieren ingreso hospitalario. “Hay mucha variabilidad por centro, lo que explica la saturación en algunos casos”, señaló ayer Cristina Nadal, directora del Área de Atención Sanitaria del Departamento de Salud. En los ocho hospitales del Instituto Catalán de la Salud (ICS), se ingresó al 12,6% de las 15.637 urgencias atendidas. Pero este porcentaje se eleva en otros casos como el del Broggi, que hospitalizó hasta al 37% de las 1.445 visitas atendidas en urgencias, o el hospital de Granollers, que ingresó al 21,8% de los 2.425 pacientes que visitaron el servicio la última semana.

Donde también se ha incrementado la afluencia de visitas es en los centros de urgencias de atención primaria (CUAP), el recurso alternativo al hospital que promociona Salud para descongestionar las urgencias hospitalarias. Según el Departamento, seis de cada 10 casos atendidos en las urgencias de los complejos sanitarios podrían haberse resuelto en otros centros, como los CUAP. Precisamente, en la última semana, los CUAP atendieron 50.63 pacientes, un 23% más de lo habitual en estas fechas, según Salud.

Nadal achacó, en buena medida, a la gripe el aumento de los ingresos hospitalarios. No así la afluencia de las visitas a urgencias. “Se dan varios factores: además de la epidemia de gripe, también ha aumentado el frío, por lo que crecen también los resfriados y virus respiratorios comunes que provocan congestión y febrícula. No todo es atribuible a la gripe”, matizó.

Con todo, la responsable del Área de Atención Sanitaria reconoció ayer que “hay mucha intensidad de trabajo” en las urgencias catalanas pero aseguró que desde Salud ya se dio la orden hace unas semanas de “abrir a capacidad máxima” todos los recursos disponibles en los hospitales. Nadal reivindicó que este año el Departamento ha incrementado en un millón de euros más la partida (16,8 millones) destinada al Plan Integral de Urgencias de Cataluña (PIUC) que cada invierno se pone en marcha para reforzar la asistencia sanitaria.

Nadal avanzó también que el Departamento está intentando identificar un nuevo perfil de paciente que se aleja del tradicional enfermo crónico, de edad avanzada y pluripatológico. “Hay un grupo de 45 a 65 años que no estaba en el discurso, que no lo teníamos contemplado y que hemos visto que sí va mucho a urgencias”, señaló. Salud también estudia otros circuitos alternativos para descongestionar las urgencias hospitalarias.

Más información