Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Feijóo sobre su relación con Pemex: “Soy director comercial de Galicia”

El presidente culpa al precio del petróleo del fracaso de sus acuerdos con la empresa mexicana y la oposición le afea que su palabra "no vale nada"

Feijóo junto al director general de Pemex en la firma del acuerdo
Feijóo junto al director general de Pemex en la firma del acuerdo

Hace cuatro años, con el sector naval gallego al borde del precipicio y las elecciones autonómicas a la vuelta de la esquina, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, encadenó durante meses junto a directivos de la petrolera mexicana Pemex anuncios de inversiones en Galicia: 14 remolcadores, dos floteles, dos quimiqueros, una base logística por 58 millones en el puerto exterior de A Coruña... De aquella cascada de futuros contratos solo se han hecho realidad los dos floteles, construidos por los astilleros Barreras y Navantia. Feijóo ha culpado este miércoles de aquellas promesas frustradas a la depreciación del petróleo.

"¿Acaso soy ahora el responsable de la caída del precio del crudo?", se ha preguntado el líder del PP gallego ante las críticas lanzadas por la oposición en la sesión de control del Parlamento. "En la campaña [electoral de 2012] presentó como propias promesas que sabía que no podía cumplir porque no dependían de usted", le ha replicado Luís Villares, portavoz de En Marea.

Tanto En Marea como el BNG ven en los contratos fallidos de Pemex y en el nuevo retraso en el AVE pruebas de que la palabra de Feijóo "vale poco o nada". "O bien usted toma a pitorreo a los gallegos o bien es a usted a quien toman de pitorreo", le ha afeado la nacionalista Ana Pontón durante la sesión de control. "Los gallegos creen en mi palabra", ha replicado el presidente enarbolando su reciente victoria electoral.

Feijóo se niega a calificar de "fiasco" sus acuerdos con Pemex, que mientras se realizaban los anuncios compró el astillero vigués de Barreras "a precio de saldo", incide el BNG. "Va a haber dos floteles navegando por el mundo gracias al esfuerzo de este país", ha presumido el presidente de la Xunta, quien, sin embargo, se ha confesado preocupado porque Navantia aún no ha entregado a Pemex el barco que le encargó, todo ello pese a que ya se ha consumido el plazo establecido en el contrato.

Feijóo ha disculpado la suspensión de los encargos prometidos por Pemex esgrimiendo que la empresa mexicana ha sufrido una caída de un 75% en sus ingresos y "necesita hacer recortes". "¿Cree que una empresa con esos resultados puede mantener sus inversiones?", le ha preguntado el presidente gallego al portavoz de En Marea. Villares ha acusado a Feijóo de "comportarse como el consejero delegado" de la compañía justificando sus decisiones. "Yo soy director comercial de Galicia", se ha defendido el líder del PP.