Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento admite que deja sin ejecutar el 40% de las inversiones

El gobierno alega que los proyectos se recuperarán en los próximos ejercicios, pero la oposición sostiene que se acabará amortizando deuda

El concejal de Economía, Carlos Sánchez Mato, con la alcaldesa, Manuela Carmena.
El concejal de Economía, Carlos Sánchez Mato, con la alcaldesa, Manuela Carmena.

El Ayuntamiento de Madrid renunciará este año "en el peor de los casos" casi al 40% de sus inversiones previstas para 2016. Así lo admitió el concejal de Economía, Carlos Sánchez Mato, durante una comisión. El Consistorio, dirigido por Manuela Carmena, acordó destinar este año más de 580 millones a obras de construcción, conservación y mejora de edificios y espacios públicos. Pero unos 220 millones no se gastarán porque los trabajos no se han realizado. El Ayuntamiento dice que esta suma pasará a engrosar el presupuesto de 2017, pero la oposición cree que acabará amortizando deuda bancaria.

Los rumores sobre la baja ejecución de las inversiones comenzaron a difundirse el pasado verano. Los partidos de la oposición detectaron que el Ayuntamiento marchaba a ritmo lento a la hora de licitar y pagar proyectos prometidos en su primer año de gobierno. El concejal de Economía, Carlos Sánchez Mato, respondió durante meses que, para sacar conclusiones, había que esperar a que finalizara el año. Sin embargo, a pocos días del cierre oficial del ejercicio, el mismo edil admite que el ejecutivo "no llegará a la nota más alta" en lo que se refiere a la ejecución de las inversiones.

En concreto, cifró en un 61% la ejecución real, "en el peor escenario posible", cuando quedan dos semanas para que acabe el año. Esto significa que, si el Ayuntamiento de Madrid presupuestó para el capítulo de las inversiones gastar 580 millones, al menos 220 no saldrán de las arcas municipales. "Soportaré la crítica legítima y lógica de la oposición", se defendió el concejal.

Los grupos políticos manifestaron de inmediato su descontento. En primer lugar, el concejal Julio Ránses Pérez Boga, del PSOE, el partido que apoyó la investidura de Manuela Carmena (Ahora Madrid), tildó de "decepcionante" las cifras avanzadas por Sánchez Mato. "Cuando dije que era muy difícil que se cumpliera con el presupuesto, veo que acerté", comentó Pérez. Y se quejó: "Una ejecución al 61% es muy poco".

Desde el grupo municipal que encabeza Esperanza Aguirre, Íñigo Henríquez de Luna (PP), consideró que hablar de una ejecución al 60% "es incluso demasiado optimista". El edil recordó que en 2014, el último año de gobierno de Ana Botella (PP), el Ayuntamiento ejecutó más del 70% de las inversiones presupuestadas. Y sostuvo que existen 79 proyectos municipales en los que no se ha gastado ni un solo euro. Entre ellos, incluye obras de iluminaciones, de mantenimiento de edificios y reparación de calzadas.

Miguel Ángel Redondo, de Ciudadanos, lleva meses criticando la ineficacia del gobierno municipal en cuanto a inversiones. En la comisión sostuvo que, de no cumplirse con los objetivos esperados, el Ayuntamiento marcará un "récord de no ejecución" en los últimos años. Esta formación cifra las obras no ejecutadas este año en 123.

Desde el Consistorio replican que muchos de los proyectos que se dan por paralizados son en realidad obras de ejecución plurianual (se realizan en varios años), y que por esta razón aparecen tanto en los presupuestos de 2016 como en los de 2017. Asimismo, Sánchez Mato defiende que el volumen de las inversiones aprobadas este año, en términos netos, es mucho mayor que en años anteriores, y añade que los proyectos "sí se ejecutarán en los próximos ejercicios".

La oposición, sin embargo, recuerda que retrasar la ejecución de una obra prevista para un determinado año tiene costes añadidos. Lo que el Ayuntamiento no ejecuta se convierte en remanente de tesorería (superávit), una partida que se podrá recuperar el año siguiente, pero solo como "inversiones financieramente sostenibles". Es decir, bajo este epígrafe se incluyen proyectos que no implican gastos añadidos en los años venideros, lo que reduce el abanico de las opciones posibles, generalmente, a obras de mantenimiento y operaciones puntuales, pero no bibliotecas o centros polideportivos, por ejemplo.

De no encontrarse la manera de reutilizar este remanente, estos fondos pasan automáticamente a amortizar la deuda del Ayuntamiento con los bancos.

PSOE vital para las cuentas

El socialista Pérez Boga recordó en la comisión que, según la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, las inversiones que no se ejecutan "reducen la capacidad de gasto de Madrid el año que viene". "Es una cuestión dolorosa que se vaya demorando la construcción de las infraestructuras", dijo. Y concluyó, dirigiéndose a Sánchez Mato: "Usted se compara con el PP, que gastó poco. Pero nosotros queremos que se compare con el presupuesto que le prometió al Partido Socialista. Nuestra valoración es decepcionante".

Este debate se desarrolla en las dos semanas críticas para el equipo de gobierno, que aún debe aprobar los presupuestos de 2017. PP y Ciudadanos ya han enmendado la totalidad de las cuentas del próximo año, mientras que el PSOE presentó el lunes una batería de retoques a los que supeditará su visto bueno —por segundo año consecutivo— a las cuentas elaboradas por una confluencia de fuerzas cercanas a Podemos.

Un plan económico corregido

El Ayuntamiento de Madrid entregará esta semana al Ministerio de Hacienda las "informaciones adicionales" requeridas por Cristóbal Montoro sobre el plan económico financiero (PEF) municipal. Con este documento, el Consistorio tiene que explicar a Hacienda cómo recuperar el excedente de 2015 y comprometerse a no romper el techo de gasto para 2016 y 2017. "Madrid ha aprobado en el pleno su plan y está ahora en el debate lógico del Ayuntamiento con Hacienda para lograr su definitiva aprobación", comentó el concejal de Economía, Carlos Sánchez Mato. Montoro ha afirmado varias veces que, de no respetarse la regla de gasto, este plan no recibirá su visto bueno.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información