Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Samur ha atendido a 428 menores por intoxicación etílica desde enero

Casi la mitad ha necesitado el traslado a centros hospitalarios

El Samur-Protección Civil ha atendido a 428 menores por intoxicaciones etílicas hasta el 30 de noviembre, de los que casi la mitad han necesitado traslado a centros hospitalarios, según ha informado esta mañana la responsable de este servicio sanitario, la doctora María Isabel Casado. Una de las menores, de 14 años, tuvo que permanecer 24 horas ingresada en la unidad de cuidados intensivos (UCI). 

Jóvenes consumiendo alcohol en la Ciudad Universitaria.
Jóvenes consumiendo alcohol en la Ciudad Universitaria.

María Isabel Casado ha intervenido en la comisión de Salud, Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid y ha explicado que en lo que va de año se han atendido 4.703 intoxicaciones etílicas en la ciudad, de las que 428 han correspondido a menores de edad. Esto representa el 9,1% de todos los casos.

En un total de 393 casos, los menores han sido atendidos por unidades básicas del Samur, que están atendidas por dos técnicos sanitarios de emergencias. Las 35 restantes han requerido la presencia de UVI móviles. La dotación de estas la forma un médico, un enfermero, un técnico y un conductor. 

La mitad de los casos (215) han recibido el alta en el lugar tras hacerse cargo de ellos algún adulto. Mientras, las 213 restantes (49,76%) requirieron el traslado a centros hospitalarios. "Las cifras son muy similares a 2015, en el que las intoxicaciones etílicas alcanzaban el 8,8% del total y los traslados el 42,17%", ha descrito la responsable del Samur.

La concejal del PP María Inmaculada Sanz ha calificado de "barbaridad" estas cifras y ha pedido medidas contundentes para acabar con el consumo de alcohol en la vía pública (botellón). "Si las cifras reflejan 428 casos, debe haber muchos más porque cuando los jóvenes llaman al Samur es que ven realmente mal a sus amigos para evitar que no se enteren sus padres", ha destacado la edil. También ha criticado que se haya registrado un caso grave (la menor de 14 años ingresada en la UCI): "Un solo caso de estas características ya es una barbaridad". "El alcohol es un problema de salud pública y más en el tema de menores que pueden terminar en bebedores crónicos, en accidentes, en caídas o en suicidios", ha rematado.

De hecho, Sanz ha criticado que los datos se los facilite la responsable del Samur y no el propio concejal de Seguridad, Javier Barbero, dada la gravedad de los datos. La edil ha pedido a la concejalía que intensifique las multas y que se apliquen de manera "contundente", además de recuperar la unidad central de seguridad (UCES, los antidisturbios de la Policía Municipal), eliminada hace un año por el equipo de gobierno municipal. 

El concejal de Seguridad ha recordado que el principal problema es que no hay una legislación regional ni estatal que permita utilizar medidas sociales en lugar de sanciones para frenar el botellón. Barbero ha coincidido con la edil del PP en que un solo caso grave en la ciudad "ya es demasiado". El responsable de Seguridad ha contestado a las críticas hacia la responsable del Samur y ha recriminado "el desprecio habitual hacia los profesionales" por parte del PP. "Si los datos son similares a los de 2014 y de 2015, no es de recibo intentar hacer sangre con este tema porque nos encontramos con dificultades legislativas claras", ha concluido Barbero. Este ha recordado que el problema del botellón "no es solo policial, sino social".

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram