Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Crisis entre JxSí y la CUP tras las detenciones por quemar fotos del Rey

ERC se desmarca de las críticas de la CUP, que pide el cese del consejero de Interior

Queman fotos del Rey Felipe VI por parte de activistas y políticos de la CUP.
Queman fotos del Rey Felipe VI por parte de activistas y políticos de la CUP. EL PAÍS

Nueva crisis entre la coalición Junts pel Sí y la CUP este lunes a cuenta de las detenciones realizadas por los Mossos d'Esquadra de los acusados de quemar fotos del Rey durante la pasada Diada. Mientras el grupo CUP-Capgirem en el Ayuntamiento de Barcelona ha pedido que cese el consejero de Interior, Jordi Jané, Esquerra Republicana (ERC) ha vuelto a marcar distancias con los anticapitalistas: "No podemos pedir a los Mossos que hagan política ni que renuncien a las funciones que tienen delegadas", ha asegurado el portavoz de ERC, Sergi Sabrià, quien a renglón seguido ha añadido que "eso no quita que sea desproporcionado que una quema de fotos se juzgue con esta severidad".

Se trata de una muestra más de los complicados equilibrios que ha de realizar el partido de Oriol Junqueras a falta de una semana para que se inicie en el Parlament el debate del proyecto de ley de Presupuestos de la Generalitat para 2017 que necesita sí o sí el apoyo de la CUP para continuar su tramitación.

La policía autonómica catalana ha iniciado este lunes el arresto de al menos tres personas llamadas a declarar el miércoles pasado por la Audiencia Nacional, que investiga la quema de fotos del rey Felipe, el pasado 11 de septiembre. Una de ellas es el regidor de Som Gramenet y miembro de la CUP, Aitor Blanc. Otra es Iván Altimira, consejero de la CUP en el distrito de Sant Andreu (Barcelona). También han detenido a Jordi Almiñana, militante de la CUP i trabajador en el Ayuntamiento barcelonés de Navàs. Los agentes actúan por orden de la Audiencia Nacional, después de que el pasado miércoles ninguno de los cinco llamados a declarar compareciese. Los detenidos serán trasladados primero a la comandancia de la Guardia Civil, en Sant Andreu de la Barca, y de allí, a Madrid, donde tiene sede la Audiencia Nacional. 

El grupo de CUP-Capgirem en el Ayuntamiento de Barcelona ha pedido que cese el consejero de Interior, Jordi Jané, por las detenciones. La presidenta del grupo municipal anticapitalista, María José Lecha, ha anunciado en rueda de prensa que la asamblea territorial de Barcelona de la formación propondrá al consejo político, que se reunirá el próximo sábado, "que la CUP pida el cese inmediato de Jordi Jané "porque las personas acusadas lo son "a raíz de la investigación de los Mossos" de la manifestación del 11-S. La concejal asegura que "los Mossos y la consejería de Interior toman medidas contra la izquierda independentista y las manifestaciones de libre expresión de las clases populares". 

El portavoz de ERC, que ha evitado criticar a la CUP por haber reclamado la dimisión de Jané, ha expresado también su solidaridad con los encausados y ha asegurado que "el Estado [catalán] que nos imaginamos nunca reprimiría de esta manera la libertad de expresión".

Los Mossos ya detuvieron a la alcaldesa de Berga, Montserrat Venturós,el pasado 4 de noviembre, por el mismo motivo: no presentarse a juzgado que la requería por un presunto delito electoral, al no retirar la estelada del Ayuntamiento. Venturós pasó a disposición judicial, y quedó en libertad después de declarar. Tras las detenciones, Venturós ha escrito en las redes sociales: "Basta de complicidades con el estado. No hay represaliados de primera y de segunda, que quede claro. Estamos con vosotros!", y ha añadido el hashtag con el mensaje 'ni rey ni miedo'.

El portavoz de En Comú Podem en el Congreso, Xavier Domènech, ha criticado las detenciones: "Intolerable que mientras se habla de "operación diálogo" se esté deteniendo a activistas y representantes públicos por orden de la Audiencia Nacional".

Concentraciones de apoyo a Forcadell

El portavoz republicano también ha reclamado a la población que se sume a las concentraciones previstas para este jueves frente a muchos ayuntamientos catalanes y el próximo viernes a las puertas del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) en solidaridad con la presidenta el Parlament, Carme Forcadell, que declarará como investigada por haber permitido la votación de las conclusiones de la comisión del proceso constituyente y desoír los requerimientos del Tribunal Constitucional.

"Si se la ataca a ella se ataca a todo el pueblo de Cataluña", ha dicho Sabrià, quien ha calificado la imputación de "inaceptable" y ha añadido que no se trata de "un caso aislado", sino de "una causa general" que está llevando a cabo el Estado contra el independentismo.