Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carmena evita rechazar la okupación de espacios públicos

La oposición insta al gobierno municipal a culminar el desalojo de La Dragona

Manuela Carmena con el edil Nacho Murgui.
Manuela Carmena con el edil Nacho Murgui.

Las diferencias políticas en el Ayuntamiento de la capital quedaron patentes cuando, en el pleno municipal de este lunes, solo los miembros de Ahora Madrid votaron en contra de una propuesta del PP para avanzar en el desalojo de inmuebles municipales okupados. Ante la petición de voto a mano alzada, solo los ediles de Ahora Madrid, formación de confluencia de Podemos, Izquierda Unida, Ganemos y Equo manifestaron su negativa. A ellos su sumó la alcaldesa, Manuela Carmena.

El PP, junto a PSOE y Ciudadanos, logró que el pleno del Ayuntamiento condenara "todas las usurpaciones de inmuebles". Instó al equipo de Gobierno a no ceder el uso de espacios municipales a organizaciones con antecedentes por usurpación, como es el caso de La Dragona, en el cementerio de la Almudena.

La semana pasada, cuatro personas fueron detenidas en La Dragona —la casa okupa ubicada junto al campo santo, pendiente de desalojo—, después de que unos 50 integrantes del colectivo cortaran la cercana avenida de Daroca. Las detenciones se produjeron cuando unos operarios acudieron al centro acompañados por la Policía Municipal para verificar si tenían conexiones ilegales de electricidad.

Percival Manglano, concejal del PP, criticó que el desalojo de La Dragona se paralizara: "Siento decir que los usurpadores de La Dragona recurrieron a la violencia y cuatro de ellos fueron detenidos. Esto debería llevarles a agilizar el proceso de desalojo pero me temo que, muy al contrario, lo impedirán", afirmó.

El edil socialista Ramón Silva apoyó la proposición de los populares porque, en su opinión, el edificio donde está La Dragona es "de todos los madrileños", y no pueden permanecer en él unos ciudadanos "solo por el hecho de que lo han okupado". Silva recordó que la alcaldesa dijo que los colectivos que okupan edificios deberían marcharse si los propietarios lo reclaman. Y añadió que, si el colectivo no abandona el inmueble, el Consistorio tiene que intervenir. Por su parte, la concejal de Ciudadanos Silvia Saavedra sostuvo que "Ahora Madrid solo está a favor de la propiedad privada cuando está okupada".

Nacho Murgui, concejal de Coordinación Territorio del Ayuntamiento, defendió la actuación municipal, al señalar que las Administraciones deben de "adaptarse al cambio y a las mayores aspiraciones de participación de la sociedad". "Las diversas iniciativas ciudadanas son parte de la riqueza simbólica de esta sociedad; lo que es un drama es que en la mayor parte de los distritos de esta ciudad no haya espacios ni equipamientos", agregó.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información