Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parlament provoca un conflicto diplomático con Mónaco y Andorra

La Cámara aprobó resoluciones sancionadoras contra los dos principados y los equiparó con paraísos fiscales

El Parlament, en una imagen de archivo.
El Parlament, en una imagen de archivo.

Andorra y Mónaco han transmitido su malestar después de que el Parlament aprobara en octubre dos resoluciones que proponen restricciones que afectan a ambos países, a los que equipara con paraísos fiscales pese a que las instituciones europeas ya no los consideran como tales. Una de les resoluciones limita las opciones de sus ciudadanos a ser condecorados por el Parlament y la otra pide a la Generalitat sancionar a las empresas que hayan actuado ilegalmente en esos territorios. Andorra elevará una protesta al Ministerio de Exteriores de España. Mónaco considera que esa acción perjudica las relaciones económicas.

Las resoluciones se aprobaron en el debate de política general. La primera limita la concesión de reconocimientos institucionales a ciudadanos andorranos y monegascos: “El Parlamento de Cataluña se compromete a prohibir la entrega de galardones y distinciones deportivas y culturales a personas que lleven a cabo la mayor parte de su actividad en Cataluña pero que tengan su domicilio fiscal en países considerados paraísos fiscales por la Unión Europea, en Andorra o en Mónaco”.

La segunda resolución es la base de una norma sobre contratación pública de la Generalitat que acompañará los Presupuestos de 2017: “El Parlamento de Cataluña insta al gobierno a promover, por medio del órgano competente en materia de contratación púbica, la introducción en los pliegues de cláusulas de un mecanismo para exigir a los licitadores, a los adjudicatarios y a los subcontratistas que cumplan rigurosamente la legislación tributaria en países que no tienen normas sobre control de capitales y que son considerados paraísos fiscales por la Union Europea, en Andorra o en Mónaco”. El Departamento de Exteriores, Transparencia y Relaciones Institucionales no quiso comentar si la normativa de contratación que prepara la Generalitat se referirá a Andorra y Mónaco.

El Ministerio de Finanzas de Mónaco ha facilitado a este diario un extenso documento para responder a las resoluciones del Parlament. “El gobierno principesco se muestra sorprendido por la decisión tomada por el Parlamento de Cataluña, sin que nadie de este haya contactado oficialmente con nosotros, ni solicitado información antes de actuar con estos juicios arbitrarios e infundados, con las consecuencias perniciosas que puedan tener en las relaciones económicas”, sostiene. El gobierno monegasco destaca que desde 2009 se han implicado en duras negociaciones con la UE para cumplir con los estándares de transparencia fiscal de la OCDE. El documento del Ministerio resalta, además, que en julio se firmó con la Comisión Europea un tratado bilateral de transparencia fiscal por el cual dejaría de ser considerado paraíso fiscal a partir del próximo diciembre.

La Comisión Europea tiene previsto publicar en 2017 la primera lista única de la UE de países considerados paraísos fiscales. El comunicado del gobierno monegasco también critica al gobierno español, quien mantiene a Mónaco en la lista de paraísos fiscales por un retraso en la traducción de los acuerdos bilaterales de no doble imposición, según el gobierno de Mónaco. Un portavoz de este ejecutivo descarta que contacten con la Generalitat o con la cámara catalana porque “el problema es más para los ciudadanos catalanes y sus empresas”. El Ejecutivo catalán no tiene previsto contactar con las autoridades monegascas, según un portavoz de Presidencia.

Quejas de Andorra y París

El ministro de Exteriores de Andorra, Gilbert Saboya, avanza que su gobierno transmitirá por los canales reglamentarios, el ministerio de Exteriores de España, su malestar por las resoluciones del Parlament: “Lo lamentamos porque no responden a la realidad de Andorra y porque nos señala con el dedo. Esperemos que esto no afecte a las relaciones bilaterales con España y a la vecindad con la comunidad de Cataluña”. El Parlament también ha sido motivo este noviembre de una protesta formal por parte del ministerio de Exteriores francés ante la embajada española en París por una resolución que defendía “el derecho a decidir de la Cataluña Norte”.

El jefe de gobierno de Andorra, Toni Martí, informó que Raül Romeva, consejero de Exteriores, llamó a Savoya para tratar el asunto. El alcalde de la Seu d’Urgell y diputado de JxSí, Albert Batalla, lamentó las resoluciones y admitió que votó a favor sin haberlas leído, según El Periòdic d'Andorra. “Es bueno que las instituciones catalanas y andorranas tengan una relación correcta y cordial y, por lo tanto, habrá que ver cómo se puede resolver y al mismo tiempo pedir disculpas por no haber visto en medio de estos 3.600 puntos que había dos que podían tener este efecto”, dijo.

La CUP defiende las resoluciones

La cita a Mónaco y a Andorra fue una propuesta de la CUP que el partido antisistema ha defendido en un comunicado: “Ante las quejas del gobierno andorrano, la CUP quiere defender las resoluciones aprobadas en el Parlamento de Cataluña que tienen como objetivo desincentivar la evasión fiscal [...]. Pese a que el gobierno de Andorra haya hecho esfuerzos para mejorar la transparencia bancaria, sigue teniendo una política fiscal que favorece la evasión fiscal de empresas y de personas que, pese a operar y trabajar en Cataluña, establecen sus residencia fiscal en Andorra para evadir impuestos”.