Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El verano acaba en Cataluña con un 34% más de incendios forestales que en 2015

El número de rescates en el bosque se dispara antes de la temporada de recogida de setas

Un incendio en Collserola en septiembre.
Un incendio en Collserola en septiembre.

El consejero del Interior catalán, Jordi Jané, ha anunciado este lunes que el balance de la campaña de incendios ha acabado con un mayor número de siniestros que en el mismo periodo del pasado año. Entre el 15 de junio y el 15 de septiembre de este año ha aumentado un 29% el número de incendios respecto a los mismos meses de 2015. Los incendios exclusivamente forestales se han acentuado de forma todavía más alarmante. En 2015 hubo 345 mientras que este año la campaña de verano ha concluido con 523 (un 34% más). "Afortunadamente, no ha habido que lamentar ningún incendio de grandes proporciones, de más de 1.000 hectáreas, pese a que las condiciones meteorológicas eran adversas debido a la sequía".

El director general de prevención, extinción de incendios y salvamento, Juli Gendrau, ha alertado que en Cataluña hay una "desestacionalización del riesgo forestal y, lamentablemente, podemos sufrir un incendio en invierno".

Albert Vilanova, subdirector general operativo de los Bomberos de Cataluña, ha remarcado que, gracias a la anticipación, este verano no ha habido que lamentar ningún gran incendio forestal "como si ha sucedido en el sur de Francia, Galicia o Valencia".

Jané no sólo ha alertado del aumento del número de incendios. Entre el 15 de junio y el 15 de septiembre los Bomberos han realizado 19.152 servicios relacionados con los rescates y búsquedas de personas que se pierden en el bosque. "Una cifra que aumenta año a año", advierte Jané.

Gendrau, ha valorado que los rescates de montaña "desde 2012 a 2015 han pasado de 171 personas a 383. En octubre de 2016, y sin que haya comenzado la campaña de recogida de setas, llevamos unas 300. Hace falta que las personas se conciencien y no salgan a la montaña sin una mínima preparación técnica".

Jané asegura que muchos rescates se pueden evitar. "Que la gente no se fie y que no piensen que con tener móvil y google con gps ya es suficiente, porque si se quedan sin batería no tienen nada". El consejero ha advertido: "No todo el mundo es Kilian Jornet ni Núria Picas. No podemos ir a sitios desconocidos y provocar un rescate". El titular de Interior ha asegurado que la pretensión de la Generalitat es no sancionar a los rescatados pero ha asegurado que si las personas se colocan en territorios prohibidos, se llama a los bomberos cuando no es necesario o se ha asumido un riesgo innecesario se valorará que las víctimas se hagan cargo del coste de la intervención de los servicios de emergencias.