El Día Sin Coches sólo reduce un 6,1% el tráfico en Barcelona

56 calles de Barcelona se cortan este jueves a la circulación durante la mañana y la tarde

Corte de la Via Laietana de Barcelona.
Corte de la Via Laietana de Barcelona.Joan Sánchez

El Día Sin Coches apenas ha conseguido reducir un 6,1% el tráfico en Barcelona, según el primer balance del Ayuntamiento a mediodía, que ha subrayado que en números, hablamos de 120.000 desplazamientos (o sea, coches) menos. La concejal de Movilidad, Mercedes Vidal, ha agradecido a la ciudadanía la ausencia de incidentes, ha celebrado que los 56 cortes de calles muestran cómo es el uso cívico y lúdico de las calles sin vehículos y ha insistido en que la apuesta municipal es avanzar en la expulsión de coches de la calle. "Todavía tenemos que profundizar más en políticas de movilidad", ha dicho y ha recordado medidas como la ampliación de la red ortogonal de bus, de la de carriles bici o las supermanzanas con tráfico restringido, como la del Poblenou,

Más información

Se ha hablado tanto en los días previos, que ha llegado el Día Sin Coches en Barcelona y, por ahora, el apocalipsis que auguraban transportistas, talleres, restauradores y comerciantes está lejos de llegar. Los coches circulan con normalidad por la inmensa mayoría de la ciudad y el corte más simbólico de todos, el de la Via Laietana, se ha producido sin incidentes. De hecho, no ha sido hasta casi las ocho y media cuando los trabajadores municipales han acabado de poner vallas Jersey –se llaman así– para marcar los dos carriles centrales –uno de subida y uno de bajada– que quedarán libres para la circulación de bicicletas.

La otra vía principal que se ha cortado este jueves, y aquí, sí, totalmente, es Gran de Gràcia, entre Diagonal y Lesseps. Por esta calle que cruza el barrio de Gràcia solo suben buses, taxis, algún vehículo de reparto y decenas de motos que se cuelan pese a los Guardias Urbanos que no paran de pitarles. El corte, sin embargo, tiene algo de trampa, porque sí se circula con normalidad en las calles adyacentes: vías transitadas como Travessera de Gràcia. Las únicas donde no hay tráfico son donde hay actividades en el asfalto, como Montseny.

Ya pasada la hora punta de tráfico, desde el área de Movilidad del Ayuntamiento explican que en los accesos de la ciudad las congestiones habituales han empezado antes de lo normal, como si los conductores hubieran avanzado la entrada en la ciudad. En las Rondas, la densidad también ha sido la habitual, indican. Es durante las horas valle, las de menor intensidad de tráfico, cuando han empezado los cortes en una cincuentena de calles secundarias y terciarias de los barrios, que se pueden disfrutar de actividades lúdicas sobre el asfalto.

Mientras tanto, de opiniones de conductores y peatones hay para todos los gustos, pillados en la calzada, entre semáforo y semáforo verde. "Un solo día no sirve más que para provocar más atascos y tocar los cojones". "Sí, vengo en coche a Barcelona porque los trenes de cercanías van fatal. Paso". "Tela marinera, tengo que con el camión llegar a repartir carne a Sant Jaume". O "normalmente voy en transporte público, pero hoy tenía que coger el coche".

Ha sido un trabajador de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) quien ha hecho el corte simbólico de la Via Laietana a las 8 de la mañana. La ciudad está pendiente de cómo transcurrirá un día laborable con 56 calles de la capital catalana sin vehículos particulares circulando. El año pasado, el equipo de gobierno municipal de Ada Colau recuperó esta iniciativa, que responde a una jornada internacional por desincentivar el uso de vehículos a motor, pero en un sábado.

La apuesta del Gobierno municipal –que está decidido a sacar coches de la calle durante su mandato–, es ambiciosa y cortará 56 calles: 54 son secundarias o terciarias, en las que habrá actividades con las entidades de los barrios. Pero dos son vías troncales de la movilidad: la Via Laietana, que cruza Ciutat Vella; y Gran de Gràcia, que atraviesa el distrito del mismo nombre, entre Diagonal y Lesseps. Los transportistas, talleres, restauradores y comerciantes han puesto el grito en el cielo y han alertado que la jornada perjudicará a la economía y aseguran que provocará un colapso en la ciudad.

Del total de cortes, 16 serán por la mañana, 28 por la tarde, y 12 comportarán afectaciones durante todo el día: es el caso de la Via Laietana y Gran de Gràcia.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50