La oposición rechaza el plan económico de Carmena en la comisión

Si el proyecto no sale adelante en el pleno de la próxima semana, el Ayuntamiento advierte de que tendrá que recortar 2.132 millones en lo que resta de legislatura

Los concejales Rita Maestre y Carlos Sánchez Mato, en el pasado pleno de mayo.
Los concejales Rita Maestre y Carlos Sánchez Mato, en el pasado pleno de mayo. MARISCAL (EFE)

La oposición en el Ayuntamiento de Madrid ha tumbado este lunes el Plan Económico Financiero elaborado por el Gobierno municipal de Ahora Madrid. PP y Ciudadanos han votado en contra del proyecto en la comisión de Economía, mientras que el PSOE se ha abstenido. El plan, que se debatirá la próxima semana en el pleno, prevé un incremento del gasto social, de las inversiones y de los servicios públicos, lo que obliga a presentarlo ante el Ministerio de Economía, como marca la Ley de Estabilidad Presupuestaria de 2012. El concejal de Economía, Carlos Sánchez Mato, ha advertido que de no salir adelante la iniciativa, el Ayuntamiento se vería ante la “inmediata obligación de recortar” 2.132 millones de euros en lo que resta de legislatura, “una auténtica salvajada”.

Con el Plan Económico Financiero, el Consistorio solicita al Ministerio de Economía permiso para incrementar el gasto y la inversión en 1.183 millones entre 2016 y 2017, además de lograr un superávit de 858 millones en ambos ejercicios. El proyecto fue aprobado el 14 de julio en la Junta de Gobierno. Con él, según señalan desde el Consistorio, se trata de “eliminar la brecha existente entre los gastos no financieros derivados de la aplicación de la Regla de Gasto de la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria para las Administraciones Públicas y los que se pueden alcanzar por los ingresos no financieros obtenidos del sistema tributario municipal”.

Más información

“Lo que se está haciendo es anticiparnos a una imposición que tiene la Ley de Estabilidad Presupuestaria y que indica que no podemos incrementar el gasto ni la inversión en Madrid por encima de un porcentaje determinado que viene fijado de forma general”, ha precisado Sánchez Mato. El edil ha asegurado que la capital “tiene capacidad para poder aumentar el gasto y la inversión en una cantidad muy superior” a la que fija la normativa porque, al contrario que otras Administraciones, cuenta con superávit en sus cuentas. Y advierte: “La alternativa sería pavorosa. Sería contarle a los madrileños que tenemos un enorme superávit económico y que no lo podemos gastar en sus necesidades”.

Por ese motivo, Sánchez Mato espera que los socialistas, que se han abstenido en la votación de la comisión, reflexionen. “No entendemos la postura del PSOE, aunque ha hecho un discurso favorable”. De no aprobarse el plan, el concejal asegura que “se produciría una inmediata obligación de recorte de una cantidad descomunal de dinero para los próximos dos ejercicios (un 17% de media)”. Durante la sesión, el PSOE ha asegurado que le gusta “la música” pero desea entender “la letra”. Fuentes socialistas han manifestado a EL PAÍS que la abstención obedece a que Ahora Madrid no negoció el contenido del plan. Están a la espera de negociarlo para decidir el sentido de su voto en el pleno de la próxima semana. “El concejal y el equipo de Gobierno conoce nuestra posición”, aseguran las mismas fuentes, que no pueden precisar si antes del pleno habrá un encuentro entre ambas partes para negociar detalles del plan.

Para sacar adelante el proyecto, Ahora Madrid necesita a los concejales socialistas, que ya invistieron en junio de 2015 a la alcaldesa, Manuela Carmena. No contará, sin embargo, con el apoyo del PP, para quien el Plan Económico Financiero “es papel mojado”. José Luis Moreno, concejal del PP, ha subrayado que este “se produce por la necesidad de gestionar un incumplimiento que ha hecho el Ayuntamiento de las reglas de gasto”. Y añade: “El plan que nos han presentado supone más impuestos y más gasto, 590 millones que tienen que pagar los ciudadanos. La expansión fiscal no es la solución, hay que gastar mejor”.

Sánchez Mato no está de acuerdo en ese análisis: “Para el que piense que una forma de usar el dinero es bajando los impuestos, hay que decirle que eso es desconocer lo que dice la propia ley, que indica que si tomáramos medidas para reducir ese superávit, vía bajada de impuestos, también nos obligaría a bajar el gasto”. El concejal de Economía ha reiterado que no solo se quiere incrementar el gasto, también se va a reducir la deuda municipal. “La vamos a dejar por debajo de los 2.700 millones en la legislatura” (cuando Ahora Madrid llegó a la alcaldía, era de 5.700 millones). Para 2019, Ahora Madrid espera haberla reducido en un 52%, cosa que, según Sánchez Mato, no logra la Comunidad ni el Estado, que “aumentan su deuda”. El PSOE, sin embargo, cree que adelantarse y amortizar la deuda habla de la “incapacidad” de Sánchez Mato, ya que ese dinero “se podría haber destinado a inversión”.

Una ley para el equilibrio

La Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad financiera fue aprobada el 27 de abril de 2012 con tres objetivos: garantizar la sostenibilidad financiera de todas las Administraciones públicas; fortalecer la confianza en la estabilidad de la economía y española; y reforzar el compromiso de España con la UE en materia de estabilidad presupuestaria. Consta de seis capítulos y entre su articulado introduce medidas preventivas, correctivas y coercitivas. Su nacimiento está vinculado a la reforma constitucional del artículo 135 (septiembre de 2011) y pretende igualmente limitar y orientar la actuación de los poderes públicos para evitar la aparición de un excesivo déficit presupuestario.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50