Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de 45.000 madrileños votan los primeros presupuestos participativos

El 1,45% de los empadronados en la capital han decidido a qué proyectos de los 648 debe dedicar el Ayuntamiento 60 millones en sus cuentas de 2017

Un ciclista en el carril-bici de la calle de Alcalá.
Un ciclista en el carril-bici de la calle de Alcalá.

Los madrileños han podido participar en la elaboración de los presupuestos por primera vez en la historia en virtud de una medida del Gobierno de Manuela Carmena, pero solo 45.892 de los empadronados en la capital lo han hecho. La cifra supone que apenas el 1,45% de la población (según el padrón municipal de 2016, en Madrid viven 3.165.883 de personas) han votado los 648 proyectos que pasaron la primera criba del proceso. La votación finalizó el 30 de junio y en ella podían participar todos los ciudadanos mayores de 16 años empadronados en la capital. El Ayuntamiento incluirá en las cuentas de 2017 los proyectos más votados hasta completar 60 millones de euros.

La dotación será dividida de la siguiente manera: 36 millones se dedicarán a actuaciones en los 21 distritos (distribuidos de forma proporcional al número de habitantes e inversamente proporcional a la renta per cápita de cada uno de ellos) y otros 24 para propuestas que comprendan a toda la ciudad. El Consistorio ha avanzado en un comunicado de prensa que las propuestas ganadoras se conocerán el próximo 15 de julio.

En la presentación del plan, en marzo, la alcaldesa, Manuela Carmena (Ahora Madrid), relató que, como todos los proyectos, "cuando nace es chiquitito y luego crece". Aquel día, la regidora se mostró convencida de que "dentro de ocho o diez años" todos los madrileños se habrán acostumbrado a intervenir en las actuaciones de su Ayuntamiento y que, entonces, "habrá una participación enorme". Algo similar sucedió en Porto Alegre, la ciudad brasileña donde el gobierno local (del Partido de los Trabajadores) tuvo en 1989 la idea de que el pueblo decidiera dónde y cómo se invertía el dinero. Al principio, el porcentaje de participantes apenas alcanzaba el 5%, pero el número empezó a crecer cada año.

Experiencias más significativas

Viendo que el invento funcionaba, en 2005 eran ya 140 las ciudades de Brasil las que administraban su dinero mediante presupuestos participativos. Otras poblaciones del mundo también han seguido su ejemplo. Son el caso de París, cuyos residentes deciden cómo gastar 426 millones de euros, o Nueva York, donde el año pasado se dedicaron 32 millones a este capítulo. En España, las experiencias más significativas hasta ahora se habían desarrollado en ciudades como Sevilla, Córdoba, Albacete, San Sebastián, Málaga, Jerez, Getafe o Leganés.

En Madrid, hasta el 31 de marzo se presentaron las propuestas en la web de Gobierno Abierto. Entre el 1 y el 15 de abril los ciudadanos tuvieron la oportunidad de apoyar las propuestas en una primera fase. Entre otras cosas, los madrileños eligieron invertir en carriles bici, árboles, fuentes de agua potable y recuperar la red de búho-metro (los autobuses de la Empresa Municipal de Transportes que replicaban en horario nocturno la ruta de las líneas de metro). Solo las 648 ideas con mayor apoyo ciudadano pasaron a una votación final que comenzó el 15 de mayo y acabó el 30 de junio.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información