Educación veta a 20 directores de colegios e institutos

La ley Wert termina con la libertad de elección de los centros madrileños

El consejero Rafael Van Grieken visita el colegio público Santo Domingo.
El consejero Rafael Van Grieken visita el colegio público Santo Domingo. C. MADRID

De una atacada la Consejería de Educación ha descartado el nombre de al menos una veintena de directores de escuela o instituto de 150 en expectativa de cambio. Un rechazo en cascada que ha dejado muda a la comunidad educativa. Históricamente los jefes de estudios sustituían a los directores que se jubilaban hasta que terminaba el plazo del proyecto educativo consensuado por todos, pero Educación alega que no quiere “herencia de cargos”. Tampoco se ha renovado a responsables de centros que contaban con el apoyo del claustro. En todos los casos los nuevos responsables son elegidos a dedo, porque la ley Wert otorga todo el poder a la Administración.

Más información

En la elección de director antes participaba con mayor peso en la decisión la comunidad educativa, incluyendo a las familias. Mientras que la LOMCE establece que la Administración dispone de tres representantes en la comisión que selecciona al director –un inspector, el director de otro centro y alguien de la consejería designados por Educación- y la escuela o instituto se queda en minoría, con un miembro del claustro de profesores y alguien del consejero escolar, que en el caso de los colegios suele ser del Ayuntamiento (su titular) o las familias.

Un portavoz de la consejería de Educación niega que haya vetado candidaturas: “La convocatorias para la selección de directores son públicas, transparentes y regidas por criterios de mérito, valorados por una comisión autónoma e independiente formada fundamentalmente por funcionarios docentes y no por cargos de la consejería”. La votación, sin embargo, es secreta y solo se conoce la nota final no la de cada jurado, y el proyecto educativo, según este portavoz, no se continuará.

Educación: "La convocatorias para la selección de directores son públicas y regidas por criterios de mérito"

"No se puede permitir la instrumentalización de los centros por directrices políticas. Es una vulneración del proyecto de los centros, de su autonomía, de los principios democráticos”, resume Isabel Galvín, secretaria general de enseñanza de CC OO. “Si se remplaza al director con el jefe de estudios o el secretario hay una continuidad, una estabilidad en el proyecto educativo hasta que termina el mandato”, prosigue la sindicalista. Educación ya adelanta que los proyectos cambiarán con el nuevo director aunque el mandato del equipo directivo no haya terminado.

En regiones contrarias a la LOMCE, como el caso de Andalucía (PSOE) o el País Vasco (PNV), hacen su propia interpretación de la ley y consideran a los profesores representantes de la Administración. De esta manera, los centros cuentan con mayor libertad para decidir quién les dirige. Pero la Comunidad de Madrid es siempre un alumno aplicado que aplica la LOMCE al dedillo. “Nosotros no vamos a firmar ningún pacto educativo que no incluya la democratización del sistema. Es un golpe de estado”, adelanta Galvín.

La lista de directores vetados que maneja CC OO no deja de crecer, pues en muchos de los casos la negativa de Educación se conoció ayer. Pero otros procesos están muy documentados, pues se ha conocido el veto en las últimas semanas. Así en el colegio Silvio Abad, en San Sebastián de los Reyes, según un escrito de CC OO a Educación, se ha suspendido en el concurso de méritos a la directora actual, pese a tener un proyecto educativo que no había recibido “ningún tipo de recriminación por parte de la Administración”. Lo mismo ha ocurrido, por ejemplo, con la directora colegio Montelindo de Bustarviejo. Los padres de esta escuela con pedagogía de vanguardia, que optaron por que sus hijos no se presentasen al examen de reválida de sexto de primaria, se encerraron ayer reclamando que continúe la responsable.

La relación ha mejorado mucho con el actual consejero

En el instituto Antonio Domínguez Ortiz, del distrito Puente de Vallecas, la Administración ha tumbado la candidatura de la directora de los últimos tres años, que lleva 13 en el centro y que acumulaba 13 puntos de méritos en la parte objetiva. Y lo ha hecho a favor de un profesor que va a llegar nuevo al instituto, que no contaba con un coordinador de bilingüismo en su proyecto y con 7,8 puntos de méritos. Ella obtuvo una media de 4,1 –lo que indica que la Administración la puntuó cerca del cero- y él un 7,1, en el cómputo subjetivo.

CC OO ha denunciado que en el instituto Jorge Guillén, en Alcorcón, se ha elegido al jefe de estudios de otro centro que no ha pasado el curso de formación de directores. El colegio Federico García Lorca del municipio también tendrá una directora externa. Y ocurrirá lo mismo en el José Hierro, de Parla. Getafe es un municipio especialmente afectado: cambiará la dirección de dos colegios y un instituto. Según CC OO, la directora de la escuela Miguel Hernández de Getafe, que presentó su candidatura fuera de plazo, no pudo ayer jueves firmar documentación como responsable del centro según el sindicato. “Es una cacicada. Si te fijas son centros que han plantado cara a los recortes”, asegura José Luis Pazos, presidente de la federación de familias Giner de los Ríos.

Durante la pasada legislatura la consejera Lucía Figar mantuvo una relación tensísima con la comunidad educativa enmarcada dentro de los recortes a la enseñanza pública, pero esta ha mejorado mucho con el actual, Rafael van Grieken, mucho más dialogante. “Existen dos consejerías. La de Van Grieken que tiene un trato cordial y la de la viceconserejera María José García-Patrón que sigue los esquemas de Figar, a machamartillo”, opina Pazos. Su federación mandó una carta ayer al consejero pidiendo explicaciones.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50