Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat no cierra la puerta a tener más docentes el próximo curso

"El trabajo no finaliza ahora", ha señalado la portavoz del Ejecutivo, que solo garantiza 350 profesores

Concentración de docentes este martes.
Concentración de docentes este martes.

La portavoz del Gobierno catalán, Neus Munté, ha explicado que el Ejecutivo trabaja "muy intensamente" para que se pueda estrenar el próximo curso escolar "con normalidad" y no ha cerrado la puerta a contar con más docentes de los previstos actualmente antes de septiembre. Munté ha realizado estas declaraciones cuando a las puertas del Palau de la Generalitat se concentraban decenas de docentes para reclamar más recursos en la educación pública.

"El trabajo no finaliza ahora", ha dicho Munté, en una respuesta que intentaba dejar la puerta abierta a conseguir nuevos recursos para aproximarse a las cifras de profesorado que reclaman los sindicatos. Antes, no obstante, ha insistido lo que el Gobierno defiende ante cualquier reclamación de más recursos: las dificultades son las que son porque todos los grupos del Parlament a excepción de Junts pel Sí evitaron tramitar el proyecto de Presupuestos de 2016. "Es demagógico reclamar más recursos y al mismo tiempo impedir la tramitación de los Presupuestos", ha señalado Munté.

Aquel texto que quedó paralizado en la cámara catalana preveía un aumento de 211 millones de euros adicionales que implicaban 400 dotaciones de profesores más para centros de máxima complejidad socioeconómica,140 para la escuela inclusiva, más becas comedor y mejora de las sustituciones, entre otras medidas.

Apelando precisamente a la no aprobación de los presupuestos, la consejera de Enseñanza, Meritxell Ruiz, anunció a los directores de los colegios la semana pasada que la Generalitat no podría asumir las medidas de mejora a las que se había comprometido. Sin embargo, días después —el domingo—, Ruiz anunció que había logrado del Departamento de Economía recursos para mantener 350 profesores para el programa de la escuela inclusiva y se había asegurado el crecimiento del cuerpo docente de los institutos para asegurar que pueden asumir el crecimiento del alumnado. "Solo podemos dar por buenas esas cifras", ha defendido Munté.

Según Enseñanza, el anuncio a los directores se refería a los "recursos básicos" para hacer frente a la demanda de alumnos del próximo curso. "Los profesores acaban el curso el 30 de junio y tienen que planificar el curso que viene y saber con qué recursos contarán. Les aseguramos que lo básico lo tendrán pero los recursos y programas extra que estaban previstos todavía no lo podemos decir porque tenemos que ver de qué manera lo podemos hacer", ha explicado un portavoz del Departamento. 

Enseñanza ha asegurado que está "trabajando" con el Departamento de Economía para reestructurar el presupuesto. Con todo, ha confirmado que las 400 dotaciones de profesores para alta complejidad y las 140 para la escuela inclusiva están incluidas porque son docentes "que se necesitan para empezar el curso". Además, ha prometido que mantendrán los 12 millones de euros que se preveían en los presupuestos para becas comedor. En el aire quedan ahora "algunos flecos en apoyo a la alta complejidad" a los que Enseñanza se había comprometido y que tendrá que negociar con Economía. 

Con todo, los sindicatos consideran que las medidas de Ruiz, si se tienen en cuenta otras medidas como la reducción de horas de los profesores de más de 55 años, es mayor y afecta a 880 dotaciones. "El argumento de la prórroga presupuestaria ya no nos sirve", ha zanjado Marta Tejedor, delegada de CCOO. 

Los representantes del Marco Unitario de la Comunidad Educativa (MUCE) se reunieron ayer con todos los grupos parlamentarios de la oposición para sacar adelante una propuesta de resolución que obligue a la Generalitat a dotar de los recursos prometidos a la enseñanza catalana. En concreto, el texto presentado por el Muce solicita que el Govern adopte las medidas ejecutivas y las iniciativas legislativas necesarias para "proceder a la ampliación de créditos o, si es necesario, a la aprobación de créditos extraordinarios" para resolver las graves carencias que se apuntan para el curso 2016-2017.