Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Policía no ve delito en la manifestación neonazi del 21 de mayo en Madrid

La Policía de Madrid ha trasladado estas pesquisas a la Delegación del Gobierno junto a un informe en el que se relata cómo transcurrió la marcha

La Policía no ve delito en la manifestación neonazi del 21 de mayo
en Madrid

La Policía no aprecia delito de odio en la manifestación celebrada el pasado 21 de mayo por el grupo neonazi Hogar Social Madrid con el lema "Defiende España. Defiende a tu gente" y que fue denunciada por el Ayuntamiento de la capital ante la Fiscalía.

Fuentes de la investigación han detallado que en relación con esta manifestación solo se interpuso denuncia ante la Policía, por parte de dos personas que fueron agredidas al término de la marcha por un grupo de jóvenes con estética neonazi.

La Policía localizó y detuvo en los días siguientes a tres de los presuntos agresores, por lo que da por resuelta esta agresión, al igual que ha esclarecido el resto de agresiones protagonizadas por neonazis y denunciadas ante la Policía en lo que va de año.

Detenidos cuatro jóvenes de ultraizquierda por agredir a dos neonazis

EUROPA PRESS

Agentes de la Policía Nacional han detenido esta madrugada a cuatro jóvenes de estética antifascista, uno de ellos menor de edad, tras agredir a un grupo de ideología contraria en pleno centro de la capital, informaN fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

El altercado se produjo cuando los detenidos observaron alrededor de las tres de la madrugada, tras salir de un bar del centro de Madrid, cómo dos jóvenes lucían camisetas del Hogar Social Madrid (HSM), un colectivo de ultraderecha.

Tras llamarles "fascistas" y sin mediar palabra, se liaron a golpes contra ellos, según las mismas fuentes. Las víctimas fueron atendidas por facultativos del Samur-Protección Civil por contusiones leves, siendo trasladados al Hospital de la Fundación Jiménez Díaz.

Los agresores fueron detenidos pasados unos minutos por agentes de la Policía Nacional por un delito de odio, siendo trasladados a la Brigada de Información. El menor se encuentra en la Fiscalía de Menores.

La Brigada de Información de la Jefatura Superior de Policía de Madrid ha trasladado estas pesquisas a la Delegación del Gobierno junto a un informe en el que se relata cómo transcurrió la marcha del 21 de mayo.

En el informe se relata que tras la pancarta principal con el lema "Defiende España. Defiende a tu gente", hubo otras con leyendas como "Multiculturalidad inseguridad", "Defiende tu barrio" o "Derecho a vivienda", junto con banderas de España, de Hogar Social Madrid y del grupo de ultraderecha italiano Casa Pound.

Los congregados cantaron consignas como "Derechos sociales para los nacionales", "Españoles sí, refugiados no" o "No podrán acabar con la ayuda nacional".

Una vez terminada la manifestación, que transcurrió entre la Plaza de España y la del Dos de Mayo, unos 150 manifestantes rompieron el cordón policial de seguridad y comenzaron a correr porque creyeron que había un grupo de ideología contraria en las inmediaciones, por lo que los agentes "embolsaron" a estos jóvenes y los condujeron al Metro, explica el informe.

Posteriormente la Policía tuvo conocimiento de una agresión en la cercana calle de San Bernardo, en la que un grupo de jóvenes con estética neonazi agredió a dos personas, e inició una investigación que ha culminado con la detención de tres implicados, mayores de edad y "pertenecientes a los movimientos ultraderechistas relacionados con Hogar Social Madrid".

En el documento se recuerda que, como consecuencia de la estrecha vigilancia policial sobre los grupos ultraderechistas y neonazis, en lo que va de año "han sido resueltas la práctica totalidad de las agresiones", con la detención de unos cincuenta militantes de esos colectivos.

La Delegación permitió la manifestación comunicada por Hogar Social Madrid para el pasado 21 de mayo, tras intentar que sus organizadores cambiaran el recorrido sin éxito, porque cumplía los requisitos y, según recordó la delegada Concepción Dancausa, "la capacidad de la Delegación es limitada, porque se trata de un derecho muy protegido por la legislación y los jueces", que en ocasiones han fallado contra resoluciones de esta institución.

La Red Española de Inmigración y Ayuda al Refugiado presentó en la Delegación una petición para la revisión de oficio de la autorización, y posteriormente el Ayuntamiento de la capital denunció su celebración ante la Fiscalía al entender que los participantes pudieron incurrir en la comisión de delitos de odio.

La Fiscalía abrió diligencias en virtud del artículo 501 del Código Penal, que castiga las conductas vinculadas a fomentar o incitar al odio, o a la discriminación de grupos o personas por motivos racistas.

Se da la circunstancia de que Hogar Social Madrid tiene abierta otra investigación en la Fiscalía por la acción llevada a cabo el 22 de marzo pasado contra la mezquita de la M-30, junto a la cual lanzaron bengalas y botes de humo para protestar por los atentados terroristas de Bruselas.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram