Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hacer películas para aprender

La Filmoteca de Catalunya dedica un ciclo a Bertrand Tavernier, que reivindica el cine de historias concretas

El cineasta francés Bertrand Tavernier en la Filmoteca de Catalunya. Ampliar foto
El cineasta francés Bertrand Tavernier en la Filmoteca de Catalunya.

Ha dirigido películas que han abordado temas como los conflictos sociales en los suburbios de París en Al otro lado del Periférico (1997), el dilema que vivieron los franceses en la ocupación nazi lo trató en Laissez-passer (2002), o los problemas de las brigadas policiales antidroga de París en L.627 (1992), entre otras. A Bertrand Tavernier (Lyon, 1941), un cineasta con mirada crítica sobre todo lo que le rodea, le interesan historias concretas y personajes: “Yo hago cine para aprender, no busco referentes, no me reconozco como cinéfilo”, explicaba ayer en la presentación del ciclo Bertrand Tavernier: el cine y nada másque le dedica la Filmoteca de Catalunya del siete de junio al 14 de julio.

Tal vez por ese afán de explicar historias determinadas y no fenómenos o temas en un sentido más amplio, al director francés no le seduce abordar cuestiones como la crisis de los refugiados en Europa: “No soy periodista, yo creo que eso es trabajo de periodistas porque se tiene que trabajar la realidad inmediata. Tal vez lo podría hacer muy bien Ken Loach , pero yo para hacer una película necesito involucrarme en una historia, tener una puerta de entrada. Por eso no hice una película que abordara el fenómeno de la Resistencia de la Segunda Guerra Mundial, por ejemplo”. “Además, ahora tengo mucho trabajo entre manos preparando la versión para la televisión del documental Voyage dans le cinéma français”, remataba. Se trata del documental del mismo nombre que presentó en el último festival de Cannes que recorre la historia del cine francés tal como él la interpreta. Un montaje que en la versión de Cannes fue de tres horas pero que en el formato que está preparando para televisión será de nueve: “es mucho trabajo y eso concentra ahora mis energías”.

Con todo, Tavernier tendrá tiempo para presentar el ciclo en la Filmoteca —en el que se proyectarán 12 películas suyas y otras 11 de otros directores franceses— y de mantener un coloquio sobre el cine en el Instituto Francés de Barcelona. Entre la filmografía de Tavernier que se podrá ver en el ciclo estará Laissez-passer, Coup de Torchon (1981), L'appat —en español La carnada (1995) que desnuda la inconsciencia de la juventud de los 90—, Un dimanche à la champagne (1984) y La Vie et rien d'autre (1989).

Locuaz y con ganas de explicarse, Tavernier sostiene que algunas de sus películas han tenido reacciones en la política francesa, como ocurrió después de un documental sobre las consecuencias de la guerra de Argelia: “se pasó de negar la guerra y el envío de soldados al frente a reconocer los derechos que tenían”. O como cuando el presidente francés Lionel Jospin decidió conceder ayudas económicas para mejorar las condiciones de vida de los suburbios que Tavernier denunció en Al otro lado del Periférico. Sin embargo, se torna diplomático cuando se le pregunta sobre su relación con la corriente de la Nouvelle Vague, con directores como François Truffaut y Jean-Luc Godard: “la selección que he hecho de las películas del ciclo es la época anterior a la Nouvelle Vague porque es un periodo de cineastas poco conocido, creadores contemporáneos que fueron marginados”. "Lo que queremos hacer con el ciclo es reivindicar una parte del cine y la historia de Francia", precisaba el director de la Filmoteca, Esteve Rimbau.