Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Enseñanza fusionará dos colegios de La Mina para reducir el absentismo

Los sindicatos critican la opacidad del proceso y temen que se pierdan puestos de trabajo

En primer plano, una escuela del barrio de La Mina.
En primer plano, una escuela del barrio de La Mina.

El Departamento de Enseñanza fusionará dos colegios del barrio de La Mina de Sant Adrià del Besòs para reducir el absentismo y el abandono escolar que se registra en el vecindario. Así, la escuela Mediterrània y el Instituto Fòrum 2004, que se encuentra a poco más de 200 metros de distancia, pasarán a ser un sólo instituto-escuela el curso que viene. Los sindicatos han criticado este viernes la opacidad con la que se ha tomado la decisión y han mostrado su temor a que durante el proceso de fusión se pierdan puestos de trabajo.

Enseñanza ha justificado que la medida pretende "mejorar el éxito escolar en el barrio". La Mina es uno de los vecindarios más deprimidos del área metropolitana de Barcelona. Al estigma de la marginación social y de punto de venta de droga por excelencia se suman los elevados índices de paro y absentismo escolar. "Garantizará la coherencia del proyecto educativo a lo largo de la escolarización obligatoria, reduciendo el impacto de la transición entre etapas escolares, un hecho que permitirá la reducción del absentismo escolar y el abandono en la etapa de la secundaria obligatoria", ha apuntado el Departamento en una nota. 

Los sindicatos, sin embargo, ven esta decisión como "un proceso opaco en contra de la comunidad educativa". Los representantes de los trabajadores han denunciado la escasa y contradictoria información que reciben porque, según sus últimas pesquisas, el Departamento no preveía fusionar los centros, sino un cierre administrativo —lo que provocaría que los profesores interinos se fuesen a la calle hasta que la dirección tomase la decisión de contratarlos, han explicado—. Los sindicatos temen que esta medida sea un juego de fichas para favorecer "la movilidad urbanística de otros proyectos". Ambos centros educativos se encuentran en una zona que se ha revalorizado desde la puesta en marcha del Campus Diagonal Besòs de la Universidad Politécnica de Barcelona (UPC). "No sabemos qué intereses mueven este tipo de operaciones", ha criticado Jesús Martín, delegado de UGT.

El Departamento, por su parte,ha insistido en que la fusión no implicará la pérdida de ningún puesto de trabajo. "A los trabajadores se les dará la opción de continuar con el nuevo proyecto educativo y, si no quieren, se les buscará otro lugar para ejercer la docencia manteniendo las mismas condiciones laborales", ha explicado una portavoz de Enseñanza. Según el Departamento, en una primera fase del proyecto, que arrancará el próximo curso, el nuevo centro seguirá ocupando los espacios de la escuela y el instituto. Enseñanza no ha explicado, sin embargo, en qué consistirá la segunda fase.

Más información