Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El concejal de la CUP Josep Garganté, en los disturbios de Gràcia

El edil ha estado en las tres noches de protestas en el barrio tras el desalojo del Banco Expropiado

Disturbios en Gràcia. 

Josep Garganté, concejal de la CUP del Ayuntamiento de Barcelona, no se ha perdido ni una sola de las tres noches de reivindicación y caos en las que se ha convertido el barrio barcelonés de Gràcia tras el desalojo del Banco Expropiado. El concejal anticapitalista, ataviado con pantalón corto, atendía el pasado lunes por la mañana a los medios de comunicación en el Consistorio respaldando al mantero encarcelado el viernes tras agredir a un guardia urbano. El cupaire fue el único miembro de la oposición municipal que apoyó al teniente de alcalde Jaume Asens en su inoportuna llamada a la letrada del agente. Garganté cerró su comparecencia informando a la ciudadanía de una manifestación para el martes frente a la prisión Modelo. Mientras el concejal realizaba estas declaraciones, los Mossos d’Esquadra desalojaban el Banco Expropiado.

Esa misma noche, la del lunes, el concejal acudió a la protesta. Se perdía entre la masa que hacía frente a los Mossos y se le pudo ver corriendo en las proximidades del mercado cuando los antidisturbios comenzaron a cargar. El martes, Garganté tuvo un día movido. Por la tarde participaba, junto a la regidora María José Lecha, en la manifestación en protesta por el encarcelamiento del mantero. El antisistema inició la marcha desde la prisión Modelo hasta la plaza Sant Jaume. Pese a los kilómetros andados, por la noche se le pudo ver en Gràcia participando de una nueva noche de carreras y contenedores volcados en el barrio.

La tercera noche de protestas, la de ayer, también contó con la presencia de Garganté. En esta ocasión, acudió a la cita arropado por las diputadas de la CUP, Eulàlia Reguant y Mireia Vehí. A las dos diputadas se las pudo ver entre la multitud que sembró el caos en la plaza del Diamant y que acabó con una oficina de la Caixa reventada y fue el preámbulo de una nueva noche de carreras y cargas. Garganté tuvo ayer un especial protagonismo encargándose de una persona que, con evidentes signos de haber consumido bebidas alcohólicas, había aprovechado una barricada de contenedores volcados para meterse a dormir en uno de ellos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información