Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Anticorrupción envía a la Fiscalía del Supremo la denuncia por Ritaleaks

Se trata de gastos en viajes y hoteles por 278.000 euros de la exalcaldesa Barberá

Rita Barberá con los concejales del PP en Valencia.

La delegación en Valencia de la Fiscalía Anticorrupción ha enviado al Tribunal Supremo la denuncia por gastos de representación de la exalcaldesa Rita Barberá, que ahora es senadora y está aforada ante este órgano judicial. Se trata del conocido como Ritaleaks.

Así lo ha comunicado Compromís, el partido valenciano que denunció los hechos ante el ministerio público al considerar excesivos los gastos realizados por la anterior alcaldesa y su equipo en gastos como restaurantes y viajes. En total, la fuerza política presentó a la Fiscalía 466 facturas pagadas entre 2011 y 2014 por un importe de 278.000.

Entre las facturas había noches en hoteles de cinco estrellas por importe de 700 euros, cuentas de 2.000 euros en restaurantes, o la compra de botellas de ron en una mantequería. La Fiscalía del Supremo deberá ahora decidir si presenta una denuncia contra la senadora popular o archiva el asunto.

El juez que investiga un presunto blanqueo de capitales en el grupo municipal del PP de Valencia dentro del caso Taula también ha elevado al Supremo la petición para que sea investigada —imputada— por este supuesto delito. Y otra magistrada ha planteado lo mismo al alto tribunal respecto a la negativa de la exregidora a retirar placas y nombre de calles a dirigentes del franquismo.

De las facturas denunciadas, la Fiscalía solicitó información adicional al Ayuntamiento —ahora gobernado por Compromís en coalición con los socialistas y València en Comú— sobre 121, al considerar que presentaban más posibilidades de ser pagos indebidos.

De ellas, 107 correspondían a comidas. Ocho eran viajes. Y otras cuatro, compras de alimentos —por ejemplo, 730 euros en berberechos— y bebidas en la Mantequería Vicente Castillo de Valencia.

Barberá apenas ha ofrecido explicaciones sobre las facturas. Desde el grupo municipal del PP se ha destacado, sin embargo, que la mayor parte de las facturas fueron cargadas a alcaldía, pero ello no significa que fueran gastos realizados por Barberá, porque bajo ese epígrafe se incluían los de otros miembros del Consistorio. Solo una de las facturas de restaurantes va a nombre de la exregidora.

Viaje a Florencia

Varios de los viajes denunciados coinciden con la asistencia de Barberá a actos de su partido. También hay un viaje a Florencia que no parece justificado por su agenda oficial. Una noche de hotel en esta ciudad italiana, en 2010, costó 771 euros.

El alcalde Joan Ribó, que fue uno de los denunciantes, ha pedido a los populares “que salgan a dar la cara y a dar unas explicaciones creíbles por aquello hecho durante su desgobierno” tras conocer la remisión del asunto a la Fiscalía del Supremo.

El regidor ha enmarcado las facturas de Ritaleaks en “la corrupción” o “el derroche”. “En los peores años de la crisis económica, y mientras el PP practicaba los recortes más salvajes que hemos vivido en democracia, la señora Barberá no dudaba a gastarse el dinero de todos los valencianos en lujos impropios de un cargo público, como si fueran dinero suyo”, ha añadido.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información