Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid encargó 300.000 DVD promocionales de sus inversiones en los pueblos

Arpegio gastó 800.000 euros en el programa Comunimax, que incluía una proyección en 3D en 25 municipios

De izquierda a derecha, el consejero Javier González Taboada, el exconsejero Francisco Granados y la expresidente Esperanza Aguirre, durante la presentación de la Comunimax en mayo de 2006.
De izquierda a derecha, el consejero Javier González Taboada, el exconsejero Francisco Granados y la expresidente Esperanza Aguirre, durante la presentación de la Comunimax en mayo de 2006.

Arpegio, la empresa pública de la Comunidad de Madrid que gestionaba el fondo de inversiones regional a través del llamado Plan Prisma, abonó en 2007 más de 290.000 euros por el “diseño y producción” de 300.000 DVD y folletos de promoción. Además, se gastaron otros 296.000 euros en realizar diversos vídeos, uno “estereoscópico en tres dimensiones (96.000 euros)” y otros cuatro “zonales monoscópicos”, que se abonaron al precio de 168.000 euros. En total, como adelantó EL PAÍS, se gastaron 3,3 millones en primeras piedras y propaganda.

El pago de los 300.000 DVD encargados por Arpegio se hizo mediante dos facturas, en febrero y marzo de 2007. Las dos de igual importe: 144.815 euros, IVA incluido. El concepto por el que la empresa pública hizo el abono es el del “diseño, producción y distribución de folleto y DVD informativo general de las acciones del Prisma entre 2006 y 2007”. En esa época, Francisco Granados, actualmente en prisión por el caso Púnica, era el máximo responsable de la empresa púbica al ser consejero de Presidencia

Un año antes, Arpegio había girado otra factura (296.513 euros) para la “presentación de los proyectos regionales del Prisma”. En ella, se detallan que la adjudicataria realizaría un vídeo en tres dimensiones y otros cuatro monoscópicos, que se proyectarían en lo que la Comunidad denominó Comunimax, un proyecto para enseñar lo que el Gobierno de Esperanza Aguirre estaba haciendo en la región y que se podría ver en 3D con las gafas adecuadas.

Camisetas a 1,2 euros

25.000 paraguas. Arpegio adquirió en China 25.000 parasoles “en colores surtidos, rojo, blanco y negro”. Los pagó a 1,80 euros, IVA aparte.

Bolígrafos metálicos. Los bolígrafos estaban lacados y eran de tres colores, si bien no todos tenían el mismo logo. Se hicieron dos diseños. Cada uno costó 0,7 euros.

Abanicos de dos colores. Los 3.000 aventadores (blancos y rojos) estaban fabricados con varillas de madera. La unidad salió a 0,8 euros.

Camisetas de algodón. Eran de manga corta y salieron a 1,26 euros la pieza. Había dos tallas: adulto y niño.

Comunimax visitó en mayo de 2006, y durante cinco días, la plaza de toros de Valdemoro con motivo de sus fiestas patronales. Precisamente Granados había sido alcalde de esta localidad entre los años 1999 y 2003. La semana posterior, la exposición se desplazó a Móstoles, donde también permaneció una semana. Y asi en 25 pueblos y ciudades. La “imagen corporativa” del plan costó 15.000 euros y los paneles digitales, 22.000 más. Llevar las pantallas a los 25 municipios se pagó a 544.000 euros.

La “imagen corporativa” del plan costó 15.000 euros y los paneles digitales, 22.000 más. Llevar las pantallas a 25 municipios se pagó a 544.000 euros. Todo el plan, sumando los diseños, pantallas y presentaciones elevó su montante a 852.000 euros.

Pero este no era el único proyecto que Arpegio tenía para promocionar su plan Prisma. En 2006 encargó 25.000 paraguas promocionales y el mismo número de “bolígrafos metálicos”, abanicos y camisetas en China.

Llegaron en dos tandas al aeropuerto Madrid-Barajas. La primera, recién fabricados, el 28 de febrero de 2007, según la documentación a la que ha tenido acceso EL PAÍS. Pero estos regalos, encargados cuando el máximo responsable de la empresa era el consejero Francisco Granados (actualmente en prisión por el caso Púnica), no fueron transportados en barco o en tren, como ocurre con este tipo de mercancías, sino en un avión. “En transporte aéreo urgente”, según reflejan las facturas. De esta manera, Arpegio tuvo que desembolsar, además del coste de los objetos, otros 28.072 euros adicionales por la premura.

Dos operarios y un chófer

Cuando el material estuvo en Madrid, y antes de que se procediese a su distribución, dos operarios y un chófer se acercaron al aeropuerto a recoger 150 parasoles. Los distribuyeron en la capital y en “una dirección de El Paular (Rascafría)”, municipio turístico de la sierra madrileña. Se les abonó por este trabajo 512 euros.

Arpegio abonó para que se fabricasen los paraguas 18.000 euros, 17.500 euros por los bolígrafos, 2.400 euros por 3.000 abanicos y 31.500 por las camisetas (“de algodón 100%, de las cuales 17.000 son de adulto y 8.000 de niño”). En total, incluido el IVA, Arpegio gastó 80.504 euros. El segundo envío estaba compuesto por 15.000 nuevos paraguas y otros 22.000 abanicos. La factura: 51.736 euros más.

En los medios de comunicación también se hizo promoción del plan. Por una “campaña institucional del programa regional de inversión” en radio, televisión y cine, en agosto de 2006, se abonaron 629.175 euros. Y en diciembre de ese año, se volvió a hacer otra, que se proyectó en 259 salas de cine de Madrid y en televisiones locales (79.516 euros). Y otra más, poco después, que se proyectó en el Canal Metro (“un spot de 20 segundos”) por el que se pagaron 94.000 euros. El “estudio de los soportes y acciones divulgativas” del Prisma fue más barato: 66.540 euros. Un 1,1 millones de publicidad en medios.

 

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram