Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Santi Vila confía en que el acuerdo sobre Sijena salga adelante

El consejero no da por finalizados los encuentros con Aragón

El consejero Santi Vila, en el patio de los naranjos de la Generalitat.
El consejero Santi Vila, en el patio de los naranjos de la Generalitat.

El consejero de Cultura, Santi Vila, ha admitido este jueves que ERC ha puesto "reservas sobre la oportunidad política" del acuerdo que se iba a firmar entre la Generalitat y el gobierno aragonés sobre los bienes del monasterio oscense de Sijena. Según publicó EL PAÍS el martes, ERC impidió a última hora que las dos comunidades encontraran una solución, más allá de la judicial, sobre el conflicto que las enfrenta por bienes patrimoniales del monasterio de Santa Maria de Sijena. Cuando todo estaba a punto, e incluso estaba previsto que este viernes el consejero catalán y su homóloga de Aragón Mayte Pérez lo presentaran, el vicepresidente del gobierno catalán Oriol Junqueras impidió que el tema figurara en el orden del día del Consell Executiu y lo suspendió sine die. De haberse firmado, estaba previsto que las primeras 53 piezas que conserva el MNAC volvieran de regreso a Aragón con la comitiva política aragonés.

Pese a todo, Vila, que hasta este jueves no había realizado declaraciones, aseguró que el “acuerdo de los dos gobiernos se mantiene y no se da por finalizado”. También dijo que había una formación hostil a este acuerdo, “y no me refiero a ERC, partido que sólo ha expresado algunas reservas sobre la oportunidad política pero no por el contenido del acuerdo", sin aclarar cuál. Un día después de dar a conocer las intenciones de pactar del consejero, la Universidad de Lleida y oposición del ayuntamiento leridano aprobó una moción a favor del Museo de Lleida (que conserva 44 obras de arte de Sijena y 113 piezas procedentes de las iglesias de La Franja) y dejaron ver su oposición a la iniciativa. “Creemos que el consejero se ha precipitado con la devolución de objetos y ha demostrado vasallaje al Estado español”, explicó el concejal de la CUP Francesc Gabarrell que había presentado la moción.

El consejero, después de presentar los datos de ventas definitivos sobre San Jordi, insistió este jueves en que la cuestión “no merece estar judicializada" y se ha comprometido a "poner estas piezas al servicio de la ciudadanía, al margen de los límites administrativos a los que estén adscritos".

Por su parte, Oriol Junqueras, un día después de impedir que el acuerdo prosperase se limitó a explicar en una emisora de radio que el asunto ha quedado “aparcado de momento”, ya que la propuesta “no era adecuada ni correcta”, pero dejó abierta la posibilidad de que el convenio se modificara. “Cataluña tiene en custodia, en sus museos, una serie de obras de arte, entre otras cosas, porque en algún momento fueron vendidas al Gobierno catalán o a algún museo y nuestra obligación es custodiarla y hacerlo del mejor modo posible y ya está", dijo en directo el vicepresidente, que ha insistido en que la obligación de la Generalitat "es custodiar un patrimonio" que es de su "responsabilidad".

Desde Aragón, y después de que la consejera de cultura asegurase que se sentía “decepcionada” por el veto de ERC, el presidente del ejecutivo Javier Lambán dijo que si se volviera a plantear el documento vetado “lo firmaría sin titubear porque no compromete la posición jurídica de Aragón" y recomendó que antes de opinar se leyera bien el documento, algo imposible porque no ha trascendido su redactado. “Al final no ha podido ser, pero Aragón no ha perdido absolutamente nada en el proceso”, dijo Lambán que valoró la buena voluntad del gobierno, sobre todo del consejero Vila “que ha inaugurado un nuevo talante en la relación entre las dos comunidades”. Según Lambán su gobierno está decidido ir “hasta el final por la vía judicial y hacer que se cumplan las sentencias, recurriendo incluso al concurso de la Policía Judicial si es necesario”. Lambán, por último, comparó las posturas intransigentes y partidarias de ERC en Cataluña y del PP en Aragón asegurando que en este asunto, “son perfectamente complementarios".

Más información