Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una bisagra para el tranvía

El fichaje de Macias por parte de Colau busca trabar alianzas con la Generalitat y los accionistas del TRAM

Pere Macias.
Pere Macias.

Un fichaje de alto voltaje. Barcelona en Comú, cuya líder, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, tachaba en campaña electoral a CiU de "mafia", incorpora a un convergente para uno de sus proyectos estrella, la unión de los tranvías por la Diagonal. El exconsejero y exdiputado en el Congreso Pere Macias. Un perfil técnico y político. O, más bien, el fichaje de un técnico con un gran perfil político. 

Una bisagra para un proyecto con múltiples aristas que limar y múltiples alianzas por trabar y que tiene un coste de 175 millones de euros. Hay que convencer a la oposición del trazado; hay que cerrar un convenio con la Generalitat sobre la gestión y Macias se lleva bien con el consejero Josep Rull; decidir el papel de los actuales accionistas del TRAM, que preside el expolítico y concejal convergente Josep Maria Culell. El papel de Macias será fundamental. Él prefiere no hablar y dice que lo hará cuando el nombramiento sea efectivo. Internamente el coordinador de los equipos municipales de Urbanismo y Movilidad seguirá siendo Oriol Altisench. 

"Es experto en el tranvía, tiene un indiscutible perfil técnico y una capacidad profesional más que demostrable" para esta dirección estratégica, defiende la teniente de alcalde de Urbanismo y Movilidad, Janet Sanz. Es la concejal que ha negociado el fichaje de Macias: será asesor externo y su contrato será por seis meses, precisa. Sanz y el exconsejero se conocían desde hace tiempo de participar en actos públicos y mesas redondas, porque Macias es el presidente del Círculo de Infraestruturas. Además, Laia Ortiz, hoy teniente de alcalde y también exdiputada en el Congreso conoce a los dos y dio buenas referencias al uno del otro. 

La propuesta, aseguran, tuvo el sí del gobierno de la alcaldesa, Ada Colau, que suele afirmar que en este proyecto desde el ejecutivo no pueden ir "solos". Pese a las duras críticas de los concejales de Barcelona en Comú hacia CiU, algunos de los cuales mostraron sorpresa inicialmente. "Ahora [Macias] no tiene responsabilidades políticas directas y el tranvía es un proyecto transversal en el que caben izquierdas y derechas. El fichaje es una invitación a generar consensos", afirma la teniente de alcalde. 

Pero no parece tan sencillo. El fichaje ha sorprendido a ERC y PSC --"es una decisión políticalmente equivocada, que enfada a CiU y no facilita el consenso", afirman fuentes socialistas--, y ha sido criticado por la CUP --ayer empleaba la etiqueta #ConvergenciaenComú--. Pero sobre todo ha levantado ampollas en CiU. 

El principal grupo de la oposición rechaza de plano el proyecto de unión de los tranvías, que supondría poner patas arriba de nuevo la flamante avenida de la Diagonal, remozada durante el mandato del ex alcalde Xavier Trias. CiU defiende resolver la movilidad por la Diagonal con buses eléctricos de gran capacidad. Ayer, en caliente, Trias fue entrevistado durante tres minutos como jefe de la oposición municipal en el Telenotícies de TV3. Una entrevista que la televisión pidió al conocer la noticia y en la que Trias tachó varias veces de "disparate" la unión de los tranvías y advirtió que pese a su amistad y respeto profesional hacia Macias, hará una "oposición durísima al proyecto". 

Varios del equipo del gobierno sonríen al preguntarles por el fichaje. Uno de ellos resume bien su trascendencia: "Tiene el aval de todo el mundillo técnico, aunque es una bofetada para CiU, políticamente es arriesgado, es cierto".

Más información