Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las listas de espera se disparan para pruebas diagnósticas y especialistas

Más de 117.000 personas aguardan por una prueba médica y otros 650.000 para una primera visita a consultas externas

Varios pacientes aguardan en la sala de espera de un centro sanitario
Varios pacientes aguardan en la sala de espera de un centro sanitario

Las listas de espera en la sanidad catalana siguen dilatándose. Si durante los últimos cinco años, el entonces consejero del ramo, Boi Ruiz, centró los esfuerzos en paliar los efectos de sus recortes y reducir las extensas demoras en intervenciones quirúrgicas, el nuevo titular de Salud, Toni Comín, tendrá que enfrentarse ahora a unas listas de espera completamente disparadas para pruebas diagnósticas y visitas al especialista. El Departamento de Salud consiguió reducir la espera quirúrgica a 153.103 pacientes en 2015 (un 4% menos que el año anterior y menos que lo registrado en 2010, antes de los recortes). Sin embargo, a finales de ese año, más de 117.000 catalanes aguardaban por una prueba médica (un 15% más que en 2014) y otros 650.000 para consultas externas.

Listas de espera en la sanidad catalana

J. MOUZO

Operaciones de cirugía cardíaca: 330 pacientes en lista de espera (-1,5% con respecto a 2014). Todos los enfermos son intervenidos antes de 90 días.

Operaciones de cirugía oncológica: 1.126 personas aguardan una intervención de alguna de las neoplasias con tiempo máximo de espera de 45 días. Sólo 14 pacientes llevan más de mes y medio esperando.

Operaciones por tumor de vejiga o próstata: 635 personas esperan una intervención. Todas se operan antes de 90 días.

Intervenciones con tiempo máximo garantizado (cataratas, prótesis de rodilla y de cadera): 31.018 pacientes en lista de espera y el 11,8% supera el tiempo máximo de seis meses. La prótesis de rodilla son las que acumulan más retrasos.

Operaciones con término de referencia máximo de un año: 119.263 personas en lista de espera. De ellas, casi 16.000 superan el año de retraso. La espera media es de 191 días.

Pruebas diagnósticas: 117.235 personas esperan y un tiempo medio de 71 días. El 20% tarda más de tres meses en someterse a la prueba. Colonoscopias, endoscopias y resonancias acumulan más retrasos.

Consultas externas: 656.924 pacientes en espera, el 49% tarda más de 90 días. Traumatología es la más demandada.

Operaciones con más retraso: Prótesis de rodilla, fusión vertebral (alcanza los 415 días de espera), hernias abdominales (tienen un retraso medio de 216), obesidad mórbida (se demoran de media 563 días).

Con el plan de choque pactado entre Junts Pel Sí y la CUP sobre la mesa (el plan acordaba reducir al 50% la espera para pruebas diagnósticas y visitas al especialista), Comín prometió ayer que, si se aprueban los presupuestos y cuenta con los 100 millones de euros adicionales para llevar a cabo las medidas, se harán 30.000 pruebas diagnósticas y 300.000 visitas a consultas externas más.

Según la instrucción sobre los tiempos de espera en la asistencia sanitaria, los catalanes tienen un tiempo de referencia máximo de espera de hasta 90 días (30, si su situación es preferente) para someterse a una prueba diagnóstica o acudir a una primera visita al especialista. Pero estos plazos están muy lejos de cumplirse.

El verdadero tapón de las listas de espera se encuentra en estas dos áreas, que son el paso previo a entrar en la lista de espera quirúrgica. Aunque el tiempo medio para una prueba médica está en 71 días, 24.446 personas superan los 90 días de espera para una prueba diagnóstica (el 20,8% de todos los pacientes que aguardan por una prueba médica). Las colonoscopias, las resonancias magnéticas, las endoscopias y los ecocardiogramas son los exámenes con más retrasos.

En visitas al especialista, los tempos se disparan todavía más, con una espera media de 163 días: casi el 50% de las 656.924 personas que esperan una primera visita a consultas externas llevan más de 90 días esperando; 81.049 de ellos, superan el año de retraso. Las esperas más largas se registran en traumatología, que tiene 86.605 pacientes aguardando, la mitad de ellos por encima de los tiempos de referencia estipulados. Las visitas al oftalmólogo, al cirujano general y al cardiólogo son las otras especialidades que acumulan mayores retrasos.

En cuanto al área quirúrgica, Salud ha vuelto a tirar de derivaciones a otros centros de la red pública, la mayoría con ánimo de lucro, para reducir la espera para operarse. Si en 2014 el Departamento desvió de sus centros de referencia a otros hospitales a 16.253 pacientes, la mitad a instituciones del grupo privado Quironsalud, en 2015 derivó otras 12.108 intervenciones, 7.700 de ellas a centros con afán de lucro.

Los catalanes han de esperar una media de 163 días para visitar al especialista

El subdirector del Servicio Catalán de la Salud (CatSalut), Josep Maria Argimon, reconoció que hay un “punto negro” en las intervenciones de rodilla. El número de pacientes se ha incrementado un 6,5% y alcanza las 7.741 personas con un tiempo medio de espera de 186 días. Cataratas, prótesis de rodilla y prótesis de cadera son las únicas operaciones que han quedado con tiempos de espera garantizados por ley (seis meses), después de que Boi Ruiz fulminase los tiempos garantizados en 11 intervenciones para convertirlos en esperas de referencias. Unos 31.000 pacientes están en lista de espera para estas tres operaciones y un 11,8% de ellos superan el tiempo máximo de seis meses.

En cirugía cardíaca y oncológica casi el 100% de los pacientes se operan dentro del plazo marcado. La mayoría esperan menos de 91 y 46 días, respectivamente.

Fe de errores

En una primera versión, por un error en los datos facilitados por el Departamento de Salud, se había publicado que el 61,5% de las personas en lista de espera para consultas externas esperaban más de 90 días y, de estas, 322.000 superaban el año.