Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cierval aprovisiona 690.000 euros por agujeros en Alicante y Castellón

González aboga por que las empresas se adhieran directamente a la patronal autonómica

José Vicente González, presidente de la Confederación de Organizaciones Empresariales de la Comunidad Valenciana (Cierval). Ampliar foto
José Vicente González, presidente de la Confederación de Organizaciones Empresariales de la Comunidad Valenciana (Cierval).

La patronal de la Comunidad Valenciana Cierval aprovisionará 690.000 euros ante los agujeros económicos de dos de las tres entidades provinciales que la integran: la CEC en Castellón y Coepa en Alicante. El presidente de Cierval, José Vicente González, ha afirmado que ello no afectará a la tesorería de la organización autonómica y que no será necesario "iniciar ningún proceso concursal".

La crisis que arrastra la patronal alicantina, que sí se ha visto obligada a declararse en suspensión de pagos el 10 de marzo, obligará "cuanto menos" a Cierval a realizar una provisión de deuda de 472.267 euros. A ello hay que sumar los 212.610 euros que la organización aprovisionará "siguiendo el principio de prudencia" ante la situación también delicada que vive la Confederación Empresarial de Castellón (CEC).

La situación de la Confederación Empresarial de la Provincia de Alicante (Coepa) llevó hace unas semanas a dimitir a su presidente Moisés Jiménez, en un gesto que buscaba facilitar que la Generalitat la ayudase a equilibrar sus cuentas. La salida de Jiménez no impidió que el 10 de marzo Coepa anunciase que solicitaba el concurso voluntario de acreedores.

El comité ejecutivo de Cierval ha analizado este miércoles la liquidación provisional del presupuesto de 2015 que arroja, problemas de las entidades provinciales aparte, "un resultado prácticamente equilibrado". González ha explicado el informe sobre el estado económico de las organizaciones patronales de la Comunidad Valenciana, que es complicado.

Ante las distintas posibilidades que se pusieron en su día sobre la mesa, González se ha mostrado partidario de mantener "una confederación autonómica fuerte y potente al servicio de los intereses de los empresarios de toda la Comunidad Valenciana", al considerar que es lo que estos "demandan y desean".

Ese mantenimiento no puede pasar, ha proseguido González, de la única fuente económica de las patronales provinciales, sometidas ellas mismas a "dificultades". El líder empresarial ha abogado por ello "iniciar el debate sobre la modificación de los estatutos de Cierval con el objetivo de hacer factible que las asociaciones sectoriales y las empresas de toda la comunidad que así lo deseen puedan adherirse directamente" a la patronal autonómica "y contribuir así a su mantenimiento". Algo, "que no pueden garantizar en estos momentos las confederaciones provinciales fundadoras".

La situación de crisis de las organizaciones en Alicante y Castellón ha hecho recaer sobre la Confederación Empresarial Valenciana (CEV) el peso de aguantar la estructura autonómica. Una situación difícil de mantener en el tiempo. La falta de ingresos llevó incluso a algunas voces a plantear una supresión de la estructura de la patronal autonómica y una vuelta al sistema de presidencias autonómicas rotatorias entre las entidades de las tres provincias que la integran. La propuesta realizada este miércoles por González, que fue reelegido el año pasad, supone un planteamiento alternativo.

El comité ejecutivo de Cierval también ha aprobado "que se emprendan las actuaciones necesarias para minimizar el impacto en Cierval de los procedimientos en curso que afectan a sus confederaciones miembro". Y ello "apelando a la responsabilidad legal exigible a los órganos de gobierno".

Fuentes patronales indicaron que el párrafo del comunicado no dejaba entrever, en absoluto, que pudieran emprenderse acciones judiciales contra los responsables de las organizaciones provinciales que tienen problemas económicos. Y que en el informe encargado a una consulta externa sobre la situación de la estructura patronal en la Comunidad Valenciana se analizan los posibles escenarios que pueden darse en función de cómo evolucionen las crisis de Coepa y de la CEC.

La propuesta planteada por González de cambiar los estatutos tendrá que ser debatida en una asamblea de la confederación autonómica, que normalmente se celebra una vez al año. Es pronto para saber si la medida de adhesiones directas llegará a aceptarse y si se introducirán otros cambios, como podría ser la de elevar el peso de la organización de la provincia de Valencia en el seno de la autonómica como reflejo de su mayor compromiso económico.

El mantenimiento de una estructura patronal sólida de ámbito autonómico no ha sido solo defendido, según ha declarado González, por los empresarios. También desde el ámbito político y desde el de los sindicatos se considera importante contar con un interlocutor empresarial cuyo ámbito sea la Comunidad Valenciana que haga posible el diálogo social.

Más información