Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Indra e Inaer recibirán 40 millones de la Xunta para investigar drones

Las dos empresas podrán trabajar en el aeródromo que el Ministerio de Defensa tiene en Lugo y que se ha reformado con 30 millones de fondos públicos

Las obras que se ejecutan en el aeródromo de Castro de Rei (Lugo). Ampliar foto
Las obras que se ejecutan en el aeródromo de Castro de Rei (Lugo).

La tecnológica Indra y la empresa de helicópteros Inaer ingresarán 40 millones de euros de la Xunta, 15 más de los previstos inicialmente, para investigar sobre drones en el aeródromo que el Ministerio de Defensa posee en Rozas, en el municipio lucense de Castro de Rei. Estas dos empresas han sido las elegidas por la Axencia Galega de Innovación para llevarse un macrocontrato al que la Administración destinará al menos 70 millones, ya que a lo que percibirán Indra e Inaer hay que sumar los 10 millones que la Xunta y Defensa se han gastado en remozar las instalaciones de Rozas y los 20 millones que destinará las arcas autonómicas a su equipamiento.

El presidente de la Xunta ha anunciado que el centro de drones creará 600 empleos directos e indirectos, aunque desde Indra han explicado que la cifra es un cálculo del Gobierno gallego y han evitado aportar su propia estimación. La Xunta también ha señalado que el contrato supondrá carga de trabajo para 18 empresas locales y actividad para 14 centros de investigación de la comunidad.

Indra ha anunciado la adjudicación en un comunicado en el que asegura que sus investigaciones conjuntas con Inaer en Rozas, un recinto levantado por los nazis en 1943, estarán “orientadas” a la “mejora de servicios públicos” como “la extinción de incendios, la vigilancia costera o la detección de caladeros de pesca o vertidos en el mar” y se desarrollarán hasta 2020. Las dos empresas se repartirán a partes iguales los 40 millones que recibirán del Gobierno gallego. En el caso de Indra, la multinacional aporta al proyecto un helicóptero no tripulado de 150 kilos de peso que lleva desarrollando ya en Galicia desde 2013 y que, bautizado como Lumes, empezará a utilizarse en la lucha contra el fuego en unos dos años. Según la Xunta, en Rozas también se trabajará en un vehículo marino no tripulado que incluye un microrrobot submarino capacitado para la recogida de muestras, informa Europa Press.

El proyecto incluye por parte de Indra la construcción en la zona donde se encuentra el aeródromo de Rozas de otro centro tecnológico de naves no tripuladas, cuyas obras comenzarán en breve, señalan fuentes de la multinacional dedicada a áreas como la defensa, el transporte, la energía, la sanidad o los servicios financieros, que cuenta con 500 trabajadores en Galicia y con instalaciones en Ferrol, A Coruña, Vigo y Santiago. La empresa afirma que trasladará a la comunidad gallega “gran parte de las actividades” que desarrolla en relación con los drones y que ahora se concentran fundamentalmente en Madrid. Las compañías adjudicatarias del proyecto de Rozas aseguran que “actuarán como empresas tractoras” para apoyar firmas locales del naval o de la automoción.