Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Exhumados en Larrabetzu los restos de un combatiente de la guerra civil

La sociedad Aranzadi ha recuperado en el monte Urkulu el enterramiento de un guerrillero muerto en 1937

El antropólogo Francisco Etxeberria muestra los restos de un combatiente de la guerra civil hallados en Larrabetzu.
El antropólogo Francisco Etxeberria muestra los restos de un combatiente de la guerra civil hallados en Larrabetzu.

Un grupo de técnicos de la Sociedad Aranzadi, dirigido por el antropólogo forense Francisco Etxeberria, han exhumado este sábado los restos de un combatiente de la guerra civil, muerto posiblemente en 1937, hallados en el monte Urkullu, dentro del término municipal de Larrabetzu (Bizkaia).

El hallazgo de los restos de este combatiente se realizó a finales del pasado mes de agosto, durante una prospección rutinaria llevada a cabo por técnicos de Aranzadi en las cercanías de la cima principal del monte Urkullu (364m), situado a caballo entre los municipios vizcaínos de Gamiz-Fika, Morga y Larrabetzu.

A la exhumación ha asistido la directora de Víctimas y Derechos Humanos del Gobierno vasco, Monika Hernando, además del alcalde de Larrabetzu, Iñigo Gaztelu.

El enterramiento se encuentra concretamente en la ladera sur del monte, en terrenos pertenecientes al municipio de Larrabetzu, y en él se hallaron restos óseos correspondientes a un brazo y un cráneo, que pertenecen probablemente a la misma persona, así como cartucheras, restos de correajes de cuero, y abundante material balístico que los expertos asocian a las tropas republicanas.

La investigaciones apuntan a que los restos hallados corresponden a un combatiente muerto en las operaciones militares que tuvieron lugar en junio de 1937 durante la ofensiva llevada a cabo por las tropas franquistas contra el llamado cinturón defensivo que protegía la Villa de Bilbao, también llamado Cinturón de Hierro.