fin de año

Unas 75.000 personas despiden el año desde Montjuïc

El Sistema de Emergencias Médicas efectúa 1.270 intervenciones durante Nochevieja

Tres jóvenes celebran el Fin de Año en Barcelona.
Tres jóvenes celebran el Fin de Año en Barcelona. Consuelo Bautista

La avenida de Maria Cristina volvió a reunir a 75.000 personas para despedir el año en Barcelona, que no se resintió de la decisión del Ayuntamiento de no repetir el espectáculo de la Fura dels Baus que se había celebrado los dos últimos años como reclamo internacional. Los fuegos artificiales, la música en directo, y los espectáculos de agua y luz en la Font Màgica fueron esta vez el epicentro del nuevo espectáculo, en el se estrenó el Señor de la Pedrera, personaje de nueva creación que debería ser el relevo del Hombre del Milenio de la Fura. Las cuatro columnas de Puig i Cadafalch tuvieron también un fuerte protagonismo, convertidas en el reloj que dio por finalizado 2015.

El acto, con masiva presencia de turistas extranjeros, acabó sin incidentes, como sucedió en el resto de celebraciones en Cataluña. El Sistema de Emergencias Médicas efectuó 1.270 intervenciones, en las que que atendió a 47 afectados por accidentes de tráfico, de los que 29 fueron trasladados a centros sanitarios —seis de ellos por lesiones de carácter grave—, 193 por peleas y agresiones, ochenta de las cuales tuvieron que ser trasladadas a centros médicos, y 144 por intoxicación etílica.

Según detalló el Catsalut, el 061 había respondido a 2.569 alertas, de las que el 38% correspondieron al área metropolitana de Barcelona. Los Bomberos de la Generalitat tuvieron que evacuar a 13 personas con síntomas leves de intoxicación de humo de un edificio de tres plantas en Terrassa (Vallès Occidental). A causa de las llamas todo el segundo piso quedó destruido. Los técnicos no conocen todavía cuál fue el origen del incidente.

En la comarca del Alt Camp, los Mossos d'Esquadra tuvieron que intervenir y cortar una carrterea en Mont-Ral para evitar el acceso a una fiesta rave ilegal en la que el jueves participaban hasta 500 personas, según informó VallsDiari.cat. Según el diario local, se esperaba la llegada de hasta 2.000 personas de proveniente de toda Europa para participar en una fiesta que tenía que prolongarse hasta mañana sábado, día 3, o incluso para el Día de Reyes. Decenas de furgonetas y autocaravanas estaban aparcadas en los alrededores de la finca donde se había organizado el evento, cuya ubicación definitiva no se conoció hasta el día 31.

Según VallsDiari.cat, la música electrónica se podía escuchar desde varios kilómetros de distancia. Los Mossos d'Esquadra impiden el acceso a la fiesta e identifican a las personas que abandonan la fiesta.

Por la mañana, en la playa de la Barceloneta, un nutrido grupo de bañistas daba la bienvenida a 2016 con el tradicional primer baño del año que organiza el Club Natació Atlètic Barceloneta, que ayer celebró su 18 edición. La novedad fue que, enfundadas en trajes de neopreno para preservarse del frío, las nadadoras del equipo español de natación sincronizada Ona Carbonell y Gemma Mengual ofrecieron una coreografía previa al multitudinario baño. Ambas se preparan para acudir este verano a los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro. “Ha sido muy divertido”, señalaron ambas, que nunca antes habían probado en el mar.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS