Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consell destina 41 millones a suprimir el copago farmacéutico

La medida adoptada por el Gobierno valenciano beneficiará a 900.000 pensionistas con rentas bajas y 135.000 discapacitados

La consejera de Sanidad, Carmen Montón, entre el presidente Ximo Puig y la vicepresidenta Mònica Oltra, en las Cortes Valencianas.
La consejera de Sanidad, Carmen Montón, entre el presidente Ximo Puig y la vicepresidenta Mònica Oltra, en las Cortes Valencianas.

El Gobierno valenciano, que preside el socialista Ximo Puig, ha aprobado hoy el decreto para eximir del copago farmacéutico a más de un millón de personas, 910.000 pensionistas con rentas inferiores a los 18.000 euros anuales y a 135.000 personas con discapacidad.

La medida, que forma parte del pacto de gobernabilidad firmado por el PSPV, Compromís y Podemos, tiene un coste estimado de 41 millones de euros. La Consejería de Sanidad, que dirige Carmen Montón, ha acordado con los colegios farmacéuticos efectuar el pago directamente a los boticarios para que los colectivos afectados no tengan que realizar desembolso alguno.

La decisión del Gobierno de coalición (PSPV-PSOE y Compromís) tiene como objetivo garantizar la protección a la salud de estos colectivos más vulnerables. Para ello ha elegido la fórmula de la subvención, ya que la ley estatal aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy que introdujo el copago farmacéutico sigue vigente, según fuentes de la Generalitat.

La Consejería de Sanidad asegura que entre septiembre de 2014 y agosto de 2015 el copago farmacéutico provocó que los pensionistas de rentas bajas renunciasen en la Comunidad Valenciana a iniciar 468.909 tratamientos (un 32% de los prescritos por los médicos) y otros 198.607 tratamientos fueron abandonados al poco de iniciarse (16%). En total 400.000 jubilados con rentas bajas optaron por no comprar o no seguir tomando los medicamentos que les habían recetado. Hasta ahora, estos pensionistas tenían que abonar el 10% de los fármacos, con un máximo de 8,23 euros mensuales.

Respecto a las personas con discapacidad, la Consejería de Sanidad, que dirige Carmen Montón, afirma que en 2014 el copago motivó que 28.659 dependientes no iniciasen los tratamientos ordenados por los médicos y que 14.641 lo abandonasen una vez iniciado. En total, cerca de 83.000 tratamientos no iniciados o incompletos. Los colectivos afectados por el copago farmacéutico en este caso fueron los menores con minusvalías inferiores al 33% y los adultos con minusvalías inferiores al 65% que pagaron entre 12 y 36 euros mensuales por los medicamentos recetados.

El Gobierno de la Generalitat argumenta que, según el barómetro del Ministerio de Sanidad de 2014, un 7,9% de los valencianos dejó de tomar algún medicamento recetado por el médico por motivos económicos. "Es la tasa más alta de toda España", argumentan.

La vicepresidenta y consejera portavoz, Mònica Oltra, ha rechazado las críticas del PP hacia la decisión que tienen como objetivo "rescatar personas" y ha negado que existan dudas legales sobre la fórmula elegida por el Gobierno valenciano para eximir del copago farmacéutico a los citados colectivos. "Elegir entre medicarse o comer, eso sí que plantea dudas", ha dicho Oltra, que ha expresado su deseo de que se pueda desalojar al Gobierno de Mariano Rajoy para cambiar la legislación estatal en esta materia.

Más información