Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Oltra acusa al Gobierno de utilizar el FLA como una herramienta electoral

El Consell defiende la reducción de los cargos de confianza en un 30% mientras el PP dice que se han cuadruplicado los puestos en Presidencia

La vicepresidenta Mònica Oltra sale para explicar los temas tratados en la reunión del Gobierno valenciano.
La vicepresidenta Mònica Oltra sale para explicar los temas tratados en la reunión del Gobierno valenciano.

La vicepresidenta y portavoz del Gobierno valenciano, Mònica Oltra, ha acusado hoy al Gobierno de Mariano Rajoy de utilizar el dinero del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) como una "herramienta electoral en beneficio del PP". Oltra se ha quejado de que el Gobierno no realice la transferencia ya aprobada, de 1.471 millones de euros, a la Comunidad Valenciana hasta finales de diciembre.

Según Oltra, "se trata de dinero público que no puede estar sometido a intereses electorales".  La portavoz ha indicado que el Gobierno ha pedido a la Generalitat que sea diligente, cuando ya tiene preparada la relación de facturas que hay que pagar, y luego es el Ejecutivo central el que retrasa el envío del dinero. Si el dinero del FLA no llega en noviembre "tanto Rajoy como el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, estarán faltando a su palabra y tendrán poca credibilidad".

"Lo que necesitamos es que venga el dinero", ha continuado la vicepresidenta, "porque de lo contrario nos veremos en una situación límite y no se podrá pagar a colectivos como los abogados del turno de oficio o las residencias".

Altos cargos

La vicepresidenta también ha contestado a las críticas del PP en relación con el número de altos cargos. Oltra ha indicado que se han reducido en un 30% los cargos eventuales y que se están suprimiendo los contratos de falsos autónomos conforme se localizan dentro de la Administración. Una decisión que supondrá un ahorro de 600.000 euros anuales.

Poco antes, el vicesecretario de Ideas del PPCV, Luis Santamaría, ha denunciado la existencia de un "oscurantismo" organizativo en torno al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ya que según los populares el área de Presidencia tiene adscritas 178 personas en puestos de confianza, con un coste de ocho millones de euros mientras que en la época de Alberto Fabra la cifra era de 45 con un conste de 2,1 millones.

Los populares valencianos incluyen en sus cuentas las subsecretarías, direcciones generales, jefaturas de servicio y personal eventual y los departamentos de la Abogacía de la Generalitat, la Agència Valenciana de Turisme o Emergencias, que con el PP estaban distribuidas en otras consejerías.

Santamaría ha expresado la preocupación del PP porque el actual Gobierno este convirtiendo la Administración en "un cortijo para aumentar la red clientelar" y ha indicado que la pugna entre Puig y Oltra se ha convertido en un "choque de trenes o rivalidades políticas que deriva en que el Palau de la Generalitat se parezca más al Kremlin que a una organización administrativa".

Más información