Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Mossos evitan una batalla campal entre menores en Nou Barris

Los Mossos investigan una pelea entre un centenar de adolescentes en la plaza Ángel Pestaña

La Policía de la Generalitat está investigando el supuesto motivo por el que la tarde del pasado viernes se concentraron en el distrito barcelonés de Nou Barris casi un centenar de menores de edad armados con palos, piedras y navajas con la única intención de pelearse. La intervención de los agentes impidió la batalla campal y solo hubo que lamentar un herido, de 13 años, y varios identificados con edades comprendidas entre los 13 y los 17 años.

Pasaban pocos minutos de las 14.00 horas del pasado viernes cuando una mujer llamó por teléfono a una comisaría de los Mossos d’Esquadra alertando que en las redes sociales y en grupos de whatsapp se estaba convocando una reyerta multitudinaria en la plaza Ángel Pestaña de Barcelona. Agentes de paisano se presentaron en ese punto de la ciudad minutos antes de que comenzara la pelea convocada a las 18.30. El aviso de la mujer no era una falsa alarma. Decena de menores se concentraron en la plaza a la hora indicada por lo que los policías comenzaron a pedir refuerzos. Los menores, al ver a los agentes uniformados, huyeron por las calles colindantes con la plaza. Algunos de ellos se habían concentrado allí para agredirse y la presencia de los agentes no les intimidó lo suficiente por lo que apaleaban a los integrantes de grupos rivales a la vez que huían de la policía.

Los Mossos d’Esquadra vieron, a la vez, a entre 70 y 100 adolescentes violentos. La rápida intervención policial evitó que la pelea se concentrara en la plaza y los menores fueron dispersándose. Los agentes pudieron identificar a ocho jóvenes a los que se les tomará declaración en los próximos días. Solo hubo que lamentar un herido, un menor de 13 años que fue atendido por una ambulancia de Servicio de Emergencias Médicas (SEM) y fue dado de alta en el mismo lugar de los hechos. Fuentes cercanas al caso aseguran que entre las armas que llevaban los jóvenes había alguna navaja, aunque los policías solo pudieron incautar media docena de palos.

Los Mossos d’Esquadra han abierto diligencias para esclarecer los hechos e intentar averiguar los motivos de la extraña quedada entre grupos sin otro propósito, aparentemente, que el de pegarse. Fuentes cercanas al caso, descartan que se trate de una pelea entre bandas latinas y aseguran que la procedencia de los adolescentes que participaron en la reyerta es totalmente heterogénea sin que, en un principio, tenga que ver con ideologías o aficiones futbolísticas.