Aguirre echa un capote a la escuela de tauromaquia

La portavoz popular ha visitado la escuela municipal de toreo de Marcial Lalanda Con este gesto pretende apoyar al centro y pedir a Carmena que no retire la subvención anual de 61.200 euros

Coincidiendo con el inicio de la Feria de Otoño, tras San Isidro el segundo evento taurino más importante de Madrid, Esperanza Aguirre ha decidido echar un capote a la escuela de tauromaquia Martín Lalanda. La presidenta del PP regional y portavoz en el Ayuntamiento se ha reunido con los toreros Joselito, El Fundi, Rafael de Julia y José Luis Bote, maestros todos ellos del centro, con motivo de la decisión del Ayuntamiento de Madrid de retirar la subvención municipal de 61.200 euros a esta institución.

“Para mí es algo ilegal”, ha dicho Aguirre tras su visita al centro. A las 10 de la mañana, la política popular ha comenzado su recorrido por la escuela. Tras pasear por sus instalaciones, juguetear con un capote y charlar con varios alumnos, ha mantenido un encuentro con algunos de los responsables del centro, en medio de la Venta del Batán, terrenos públicos donde se ubica el centro. Despúes, ha pedido a la alcaldesa que "no desahucie a los 74 alumnos de la Escuela de Tauromaquia de Madrid". "Madrid ha sido y va a seguir siendo la capital mundial del toreo; solo por Las Ventas pasan 920.000 personas al año, algo muy importante desde el punto de vista turístico", añadió la popular.

Alumnos de la Escuela de Tauromaquia Marcial Lalanda.
Alumnos de la Escuela de Tauromaquia Marcial Lalanda. Jaime Villanueva

“El presupuesto de la escuela, con una media de 38 alumnos, es desproporcionado en relación al que se destina a actividades culturales o deportivas de mayor demanda”, argumentó el Consistorio su decisión. “Además, las clases y talleres que se imparten en ese centro no son compatibles con los derechos de los animales”, añadieron. Una postura por completo enfrentada a la de Aguirre que en 2010, cuando era presidenta de la Comunidad, declaró la Fiesta de los Toros como Bien de Interés Cultural (BIC). Dos años después, el Ayuntamiento, también en manos de los populares y con Botella al frente, hizo lo propio y convirtió la tauromaquia en patrimonio cultural inmaterial del pueblo de Madrid. “No me extrañaría que Carmena los prohibiera [los toros] dentro de nada”, ha repetido Aguirre en varias ocasiones.

El Consistorio dotaba a la escuela con 61.200 euros al año; casi la mitad de los ingresos de este consorcio, que cuenta con un presupuesto de 134.000 euros (40.000 euros de la Comunidad de Madrid y 30.000 más provenientes de empresas privadas). El extorero Bote ha explicado que si bien antes la Escuela de Tauromaquia se regía por un patronato del Ayuntamiento y la Comunidad, ahora depende de Madrid Destino: "Querían arreglar la Venta del Batán, que no es solo la Escuela Taurina, y se iba a dedicar el espacio al mundo del toro ya que este lugar ha sido un referente para la exposición de los toros". "Si hay que encadenarse aquí nos encadenamos, y en Cibeles, pero no solo nosotros, sino también el mundo del toreo", añadió tras agradecer la visita de Aguirre.

Cristina Cifuentes también se ha quejado de la decisión de la alcaldesa de Madrid de retirar la subvención que se otorgaba a la escuela taurina: “Me parece muy mala noticia y esperamos que lo reconsideren. Nosotros [el PP] apoyamos la promoción de la fiesta de los toros y su difusión y en estos momentos se deben hacer signos de apoyo porque forman parte de nuestra cultura y tradición". "Se trata de la fiesta nacional y la Comunidad no va a permitir el cierre de la escuela", añadió durante un desayuno informativo el pasado miércoles.

Sobre la firma

Pablo León

Periodista de EL PAÍS desde 2009. Actualmente en El País Semanal. Durante seis años fue redactor de Madrid, cubriendo política municipal. Antes estuvo en secciones como Reportajes, El Viajero o Tentaciones. Es licenciado en Ciencias Ambientales y Máster de Periodismo UAM-EL PAÍS. Vive en Madrid y es un experto en movilidad sostenible.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS