Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Romeva asevera que España aceptará la independencia “por sentido común”

El líder de Junts pel Sí asegura que las relaciones entre el Estado y Cataluña mejorarían en caso de secesión

Raul Romeva de Junts pel Si
Raúl Romeva, en el desayuno informativo organizado por Fórum Europa. EFE

Una de las preocupaciones de los independentistas ante el proceso de secesión -que prometen continuar en caso de victoria el 27-S- es la reacción del Estado, que intuyen negativa. El propio Artur Mas, presidente de la Generalitat, admitió en una entrevista el domingo que, en un debate sobre la inclusión de Cataluña en la UE, España se opondría. También el candidato de Junts pel Sí, Raül Romeva, lamentó que el Estado vaya "en contra" de Cataluña

Sin embargo, Romeva, considera que la actitud del Gobierno español cambiaría en caso de independencia, y que tras una negociación con Cataluña las relaciones mejorarán. En una rueda de prensa para explicar qué relación habría con España tras la secesión, Romeva ha subrayado que hay "intereses comunes" entre la comunidad y el Estado que forzarán un acuerdo que valide la secesión. Según Romeva, una mayoría en las urnas el 27-S forzará al Gobierno a negociar los términos de la independencia. Pese a que el argumento de las urnas no funcionó ni por la promesa de Mas de un pacto fiscal (en 2010) ni por la petición de un referéndum (en 2012), Romeva cree que esta vez pasará por "sentido común". 

El cabeza de la lista independentista que une Convergència y ERC cree que Cataluña tendrá como bazas en esa hipotética negociación el peso de las urnas (en caso de mayoría soberanista); los múltiples intereses que comparten el Estado y la comunidad, además de la voluntad de Europa de "llegar a un acuerdo"; y las estructuras de Estado que ya existen, algunas de ellas, como la Agencia Tributaria, suspendidas por el TC. "No tiene sentido imaginar una Cataluña cerrada y aislada del resto del Estado, o del resto de Europa", ha añadido Romeva.

En una campaña en que la cuestión de la identidad está presente en cualquier acto, el candidato de Junts pel Sí ha dejado claro que los independentistas no quieren dejar a nadie excluido, ni por razón de origen ni de lengua: "No tiene ningún sentido explicar que la gente que no quiera ser nacionalmente catalana estará marginada, va en contra del sentido común de las personas que lideran este proyecto. Las identidades son plurales", ha completado Romeva, que sobre el castellano ha dicho que en una hipotética Cataluña independiente "tendrá una situación de normalidad en todos los ámbitos". 

Más información