Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ada Colau multa con 5.000 euros a bancos que tienen 12 pisos vacíos

El Ayuntamiento aprueba ampliar la partida y requisitos de las ayudas para el alquiler

La PAH ocupa simbólicamente un bloque de la Sareb en Barcelona. Ampliar foto
La PAH ocupa simbólicamente un bloque de la Sareb en Barcelona.

El Ayuntamiento de Barcelona que capitanea la alcaldesa Ada Colau ha impuesto 12 multas a entidades financieras que tienen pisos vacíos en la ciudad. Las sanciones son de 5.000 euros y llegan después de un plan del anterior gobierno municipal peinara con inspecciones cuatro de los barrios donde más desahucios se han producido en los últimos años, como Ciutat Meridiana o Besòs, y que más pisos vacíos acumulan. De los 12 pisos afectados por las sanciones, siete son de la Sareb, cuatro del BBVA y uno del Banc de Sabadell. La sociedad que gestiona los activos tóxicos todavía conocimiento de la sanción. El procedimiento sancionador se ha iniciado en otros 62 pisos, asegura el consistorio.

Las inspecciones han permitido comprobar que se trata de pisos que llevan dos años vacíos y pese a los avisos del Ayuntamiento, las entidades no los han alquilado. "Nuestra vocación no es la mera sanción sino que sean multas coercitivas, incentivar la movililización del parque", ha defendido Colau. Y ha añadido que "la obligación de cualquier responsable público es utilizar todos los recursos posibles para hacer frente a la emergencia habitacional". En este sentido, el Ayuntamiento ha incidido en que los bancos deberán pagar estas primeras sanciones aunque encuentren un inquilino para sus pisos a partir de ahora. Desde que fue investida en junio, la alcaldesa no se cansa de decir que la prioridad de su gobierno es la vivienda y se estrenó en el cargo en Nou Barris, el distrito donde más desahucios se producen.

La posibilidad de sancionar a las entidades por tener pisos vacíos está prevista en la Ley del Derecho a la Vivienda del Tripartito de 2007. Para aplicarlo en Barcelona, el Ayuntamiento en 2014 aprobó una moción impulsada por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) que instaba a multar a los bancos e inmobiliarias que mantuvieran viviendas sin ocupar durante más dos años.

Ayudas para el alquiler a familias sin ingresos

En el capítulo de las ayudas para el pago de alquiler, además del aumento de la partida, el Ayuntamiento asumirá el 100% del gasto, que teóricamente debería cubrir en un 60% la Generalitat, ha explicado Colau. Respecto a los criterios, el cambio más importante es que podrán optar a las ayudas las familias sin ingresos, que paradójicamente ahora no podían. En este sentido, Colau ha defendido que "estas ayudas no son un gasto, sino una inversión para evitar el gasto que posterior puede provocar una familia sin hogar, además de que a menudo estas ayudas facilitan el pago del alquiler a pequeños propietarios".

La PAH inició el año pasado, cuando era liderada por Colau, una campaña para que los ayuntamientos emitieran este tipo de sanciones, siguiendo el ejemplo de Terrassa, el primer municipio a sancionar un banco por tener pisos vacíos. De hecho, la cocapital vallesana también ha ganado dos batallas judiciales a Bankia por este tipo de multas y allana así la senda a otros ayuntamientos que se han añadido a esta iniciativa, como Santa Coloma y Barcelona, ya que se prevé que las entidades bancarias recurran las sanciones.

Colau ha comparecido este miércoles con el concejal de Vivienda, Josep Maria Montaner, para presentar un paquete de medidas para frenar los desahucios y movilizar vivienda vacía. El paquete incluye ampliar las ayudas al pago del alquiler (el 90% desahucios que se producen ahora son por impago de rentas) y una partida de 3,5 millones de euros para ejercer el derecho de tanteo y retracto (compra preferente) para ampliar el parque de alquiler social comprando y rehabilitando viviendas para alquilarlas después. La compra preferente, que para ser exactos realiza la Generalitat y luego cede a los municipios, surge del decreto de marzo pasado de medidas urgentes para movilizar viviendas vacías que proceden de desahucios. Por ahora, se han comprado siete pisos, que no costarán más de 100.000 euros cada uno, rehabilitación incluida, ha precisado Colau.

El objetivo del gobierno municipal de Barcelona en Comú es cerrar el mandato con 8.000 pisos de alquiler social más en el parque de la ciudad: 4.000 procedentes de movilizar pisos vacíos o de rehabilitar; y los 4.000 restantes de obra nueva. Un objetivo que Montaner ha asegurado que es "realista": en anteriores gobiernos de izquierda se construyeron más de mil al año.

La alcaldesa se reúne con Oliu

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, se reunió el pasado martes al mediodía con el presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu. Fuentes cercanas a las conversaciones aseguraron que el encuentro fue “fructífero”. Con Oliu, Colau cierra la ronda de contactos con responsables de entidades financieras, entre ellos el presidente de La Caixa, Isidre Fainé.

Más información