Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
XV ANIVERSARIO ASESINATO DE JOXÉ MARÍA KORTA

Los silencios de la izquierda ‘abertzale’

EH Bildu no suscribe una declaración que el alcalde y sobrino de la víctima, Oier Korta, ha sacado adelante con los votos de PNV y PSE el mismo día del homenaje al empresario

Quince años desde aquel crimen, quince minutos de silencio, bajo la lluvia, en Zumaia. Un silencio responsable con el que los familiares y allegados del empresario Joxe Mari Korta, asesinado por ETA, el Gobierno vasco, muchos dirigentes del entorno y compañeros de trabajo, le han homenajeado esta mañana, pero que adquiere el significado contrario, en opinión del resto de los partidos, cuando la izquierda abertzale se calla a la hora de respaldar un comunicado en contra del olvido y de la indiferencia ante los asesinatos de la banda.  El ruido que hizo el coche-bomba colocado junto a las instalaciones de la empresa del que fuera presidente de Adegi y que al explotar en agosto de 2.000 segó su vida, ha vuelto esta mañana en forma de desacuerdo político y ético, al recuerdo de todos en el aniversario de su asesinato.

En el acto han participado unas 200 personas entre las que había miembros del Gobierno vasco, de la secretaría general para la Paz y Convivencia, Pello Urizar de EA (miembro de la coalición EH Bildu), representantes de la Diputación foral de Gipuzkoa, los máximos representantes de la patronal vasca en sus tres territorios, el presidente del GBB del PNV, Joseba Egibar, así Maixabel Lasa, víctima de ETA. A diferencia del pasado año, cuando acudió a Zumaia Pernando Barrena, no han tomado parte en este homenaje dirigentes destacados de Sortu.

Si a las doce del mediodía todos ellos se han unido en el recuerdo de Korta, EH Bildu se ha descolgado del comunicado del Ayuntamiento de Zumaia. Un comunicado impulsado por su alcalde, sobrino de José Mari Korta,  Oier Korta, quien fuera víctima de “la presión y la persecución” del entorno abertzale  tras aquel atentado, y que en las anteriores elecciones municipales arrebató la alcaldía a la izquierda abertzale. La declaración consensuada entre los concejales del PNV y del PSE señala que, quince años después de que ETA asesinara a Joxe Mari Korta, "todavía tenemos muy presente lo que aquello supuso para todo el pueblo de Zumaia".

Todavía tenemos

muy presente

lo que sucedió" cita el comunicado

El comunicado reconoce que "la situación social y política es, afortunadamente, otra muy distinta" porque "ya nadie apuesta por otras vías que no sean las políticas y democráticas a la hora de trabajar por nuestro pueblo", y lamenta que "aún tenemos un camino por hacer si queremos consolidar un futuro de paz y convivencia que normalice, desde la lógica discrepancia, nuestras relaciones". "Esa paz y esa convivencia requieren el reconocimiento de la injusticia de la violencia y el reconocimiento del daño causado y la dignidad de todas las víctimas.

Para eso, hay que mirar al pasado, y aplicar a la valoración de ese pasado la misma lógica que nos lleva a renegar hoy de la violencia: ninguna causa u objetivo político puede justificar ninguna vulneración de derechos humanos, y mucho menos, el más básico de todos ellos, el derecho a la vida", afirma. El documento concluye: "Más allá de conceptos como la condena o la reprobación, quince años después del asesinato de Joxe Mari Korta queremos expresar que las justificaciones o, incluso, los silencios personales o colectivos de entonces y de tantos años posteriores han carecido y carecen de sentido alguno ante lo que fue, sencillamente, una barbaridad", concluye.

Hay que aplaudir a las víctimas que" trabajan y hacen esfuerzos por la paz y la convivencia, ha dicho Múgica

El portavoz de la Fundación Bidetik (que impulsa el homenaje) y de la familia de Korta, Jesús Mari Mugika, ha ahondado en esa vía frente al monolito. Tras el acto ha señalado que "para poder hacer algo positivo a favor de tener una convivencia pacífica en este país, y hay mucho que hacer todavía, es absolutamente necesario mirar hacia adelante sin odio y sin indiferencia".

A su juicio, esto "solo será posible" si se logra "analizar y relatar lo que hemos vivido con honradez y sin miedo". Además, ha opinado que para lograrlo es necesario dar "la palabra a todas las sensibilidades, responsabilizarse cada uno de la responsabilidad que tenga", lo que demostrará "que no todos hemos tenido la misma". Mugika ha incidido en que "esa es la única manera de seguir hacia adelante y resultará a la larga inevitable". Por ello, ha incidido en que cuanto antes se reconozca "la responsabilidad en lo que ha ocurrido mejor".

Tras agradecer el discurso que el lehendakari, Iñigo Urkullu, ofreció hace un par de meses delante de 200 víctimas "reconociendo que hasta las instituciones públicas han tenido poca sensibilidad con las víctimas en años anteriores", el portavoz de la Fundación Bidetik ha opinado que se hay que acercarse "con mucho respeto a todas las víctimas inocentes que hay en este país ahora y después, no olvidar que haya pasado tiempo". Asimismo, ha puesto en valor "la enorme labor que están haciendo muchas de las víctimas a favor de una convivencia pacífica" y ha destacado que "hay que aplaudirles y apoyarles", lo mismo que a todos los colectivos y personas que trabajan en ese sentido. También ha aseverado que la Fundación Bidetik continuará realizando su labor en ese ámbito.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >