Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El derrumbe del edifico se produjo por el colapso de un pilar

El inmueble pasó la inspección técnica de edificios (ITE) en 2012 y no resultó ningún defecto estructural por susbanar

Derrumbe de un edificio en la calle Duquesa de Tamanes de Madrid
El edificio de Carabanchel tras el derrumbe. EFE

El derrumbe del edificio en el barrio madrileño de Carabanchel que ocurrió la mañana de este lunes se ha producido por el colapso de uno de los pilares, según ha explicado José Manuel Calvo, concejal de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento de Madrid. Calvo ha aclarado también que el edificio, cuya construcción se remonta a los años sesenta, pasó la Inspección técnica de edificios (ITE) en 2012: resultó que había defectos por subsanar en la fachada, pero ningún problema estructural.

El jefe de Bomberos del Ayuntamiento de Madrid, Carlos Arribas Blanco, ha informado en la misma rueda de prensa de que los bomberos se enteraron durante las operaciones de desalojo de la inminencia del derrumbe: "Tratamos de entrar en el edificio lo menos posible, pero pudimos observar que el pilar estaba reventado. Estaba claro que el edificio se iba a caer". Y en efecto, el edifico de al número 5 de la calle Duquesa de Tamames colapsó alrededor de las 9.00 de la mañana.

Los bomberos han decidido desalojar 40 viviendas, 20 en el bloque que colapsó y 20 en el edificio colindante del número 7, aunque no haya sufrido daños. Se trata en total de 57 vecinos, 36 del número 5 —de los que 20 han tenido que salir por las ventanas del edificio con la ayuda de los bomberos— y 21 en el bloque al número 7.

Calvo ha explicado además que el Ayuntamiento no tenía constancia de que el pasado mes de junio unos vecinos del edificio colapsado advirtieron los peritos de sus compañías de seguro de la presencias de profundas grietas en las paredes de sus viviendas, y de que estaban a la espera de volver a reunirse con ellos el próximo mes de septiembre. Ha asegurado también que los responsables municipales investigarán si ha habido denuncias previas y ha aclarado que todos los indicios que hubieran podido anticipar el colapso “se concentraban en un local de la planta baja de la edificación, que estaba cerrado desde hace varios años. Los pilares, además, estaban revestidos, así que hubiese sido imposible enterarse de la formación de grietas”.

Con respecto a la posibilidad de que los pueda haber problemas también en los demás edificios del barrio, Calvo ha señalado que los edificios "avisan con mucha anterioridad" antes de colapsar ya que "todo aviso que llegue será tomado en cuenta, como viene sucediendo hasta ahora".

“Una treintena de vecinos desalojados están en plazas hoteleras como primera solución de emergencia”, ha explicado la concejala de Vivienda, Equidad y Derechos Sociales, Marta Higueras. La edil ha subrayado que los Servicios Sociales del Ayuntamiento van a considerar “caso a caso” la condición de las familias involucradas a partir de este mismo lunes: “Hay vecinos que estaban pagando una hipoteca, otros que son propietarios de la vivienda, y también quienes estaban en un régimen de alquiler. Las condiciones de cada uno son distintas”, ha subrayado.

El concejal de Salud, Seguridad y Emergencia del Ayuntamiento, Javier Barbero, ha declarado que "todo apunta a que los residentes del edificio en el número 7 [colindante con el que colapsó] podrán seguir viviendo en sus casas". Ha explicado además que los que los escombros derrumbados serán retirados y se juntarán con los del resto del edificio colapsado, que se procederá a demoler en los próximos días. El Ayuntamiento habilitará un espacio en el barrio donde se depositarán durante 15 días los escombros para que los vecinos puedan intentar recuperar sus enseres y pertenencias.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información