Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El TSJA insiste en que Alaya debe instruir los ERE y Mercasevilla

El alto tribunal andaluz vuelve a cambiar la propuesta de la titular del juzgado María Núñez

El presidente del TSJA, Lorenzo del Río, en una presentación de 2014. Ampliar foto
El presidente del TSJA, Lorenzo del Río, en una presentación de 2014.

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) insiste en que la juez Mercedes Alaya debe seguir adelante con la instrucción de los ERE fraudulentos y el delito societario del caso Mercasevilla durante la comisión de servicio que le ha sido asignada para los próximos seis meses. El TSJA elevará en breve un informe ante el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) para que este ratifique que el reparto de casos en el juzgado de los ERE es correcto, después de que las dos instructoras, tanto Alaya como la titular María Núñez, hayan presentado sus escritos de protesta ante el alto tribunal para intentar modificar el reparto a su favor.

El TSJA ha informado en un comunicado de que la guerra abierta entre ambas jueces será resuelta en breve por parte del Poder Judicial. Esta mañana el alto tribunal andaluz ha aprobado "por unanimidad" mantener la propuesta de distribución de trabajo que ya aprobó hace dos semanas. Mientras que Alaya reclamó para sí la instrucción de tres macrocausas (ERE, cursos de formación y los avales de la Junta a empresas), Núñez consideraba que ella debe como titular del juzgado acaparar todas las macrocausas, y concedía a Alaya solo la instrucción del delito societario del caso Mercasevilla, una causa menor.

Núñez argumentó que los ERE debía permanecer sin instructor dado que estaba pendiente de su división en diferentes piezas.  Sin embargo, el TSJA medió entre ambas para determinar que mientras que la cuestión de la división del caso ERE no esté resuelta, este sumario debe permanecer en manos de Alaya para avanzar y que no se atasque más aún esta compleja investigación. Pero esta decisión no satisfizo a ninguna juez y ambas protestaron para intentar acaparar más casos. Las espadas están en alto mientras que el Poder Judicial no toma una decisión al respecto.

Más información