Un informe de Hacienda ve “un disparate” las medidas de Carmena

Un informe del ministerio de Montoro desacredita los planes de Ahora Madrid para Madrid

Manuela Carmena, ayer en el metro, de camino al Ayuntamiento.
Manuela Carmena, ayer en el metro, de camino al Ayuntamiento.BERNARDO PÉREZ

Un informe del Ministerio de Hacienda (PP) al que ha tenido acceso EL PAÍS analiza detalladamente el programa de gobierno con el que Manuela Carmena accedió a la alcaldía de la capital en las elecciones de mayo, y concluye que algunas de sus medidas, como la creación de un banco público, son “un disparate”; otras son imposibles por falta de competencias o por ser contrarias a la legalidad vigente; y algunas, como el impago de la deuda, abocarían a España a la quiebra y “la miseria”. Sugiere en cambio opciones como una tasa de basuras para ricos, y cree que Madrid podría pedir más dinero al Estado.

El Ministerio de Hacienda intervino el Ayuntamiento entre 2012 y 2015 tras dos rescates de 1.400 millones de euros. Lo gobernaba entonces Ana Botella (PP), a la que sustituyó el sábado la candidata de Ahora Madrid (la formación de Ganemos y Podemos). El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha merecido críticas recientemente por la filtración de los datos fiscales del exdirigente de Podemos Juan Carlos Monedero; a ese episodio se suman amenazas a políticos rivales, medios de comunicación, actores o deportistas por su situación fiscal. La última en criticar a Montoro fue Esperanza Aguirre (PP) tras conocerse su declaración de la renta justo antes de las elecciones municipales.

Ahora Hacienda entra a cuestionar el programa de un partido político elegido en las urnas.

"Miseria" por impagar la deuda. Su informe cuestiona las principales promesas de Carmena. Para aliviar la hipoteca de una deuda de 5.892 millones, Ahora Madrid quiere renegociar los tipos de interés, un punto que también defienden PSOE y Ciudadanos. El informe, que adelantó ayer Expansión, señala que ya se ha hecho en los últimos meses, bajando el variable de un tope del 3,8% a un mínimo del 0,7%, y el fijo del 3,3% al 1,9%. El Euribor está al 0,16%.

Ahora Madrid propone además ampliar los plazos de amortización, lo que según el informe aumentaría los costes por intereses y podría requerir del permiso de Hacienda. La puntilla sería una quita: “La reestructuración que proponen no es una renegociación, no se trata de abaratar costes sino de decidir arbitrariamente qué consideran deuda legítima y qué no. Plantean abiertamente el impago de la deuda. Nadie más financiaría nunca ni a Madrid ni a España, quebrando y sumiéndola en la miseria”.

Nuevas tasas.  Ahora Madrid quiere “reestructurar” varias tasas. Respecto a la de terrazas, Hacienda avisa de que Alberto Ruiz-Gallardón (PP) ya la encareció un 150% en 2006 y que debe fijarse por ley según precios de mercado. Sobre la tasa de vados, señala que el actual sistema de cobro está recurrido ante la justicia, que ya tumbó el anterior. En similares términos se refiere a la tasa de antenas de móvil, anulada por el Tribunal Supremo en varios municipios; hasta el punto de que corre peligro la tasa de telefonía fija, que reporta cinco millones al año.

Sobre una nueva tasa de cajeros, indica que el Ayuntamiento ya la estudió y descartó en 2010. Cobrando por superficie (sistema avalado por el Supremo), sólo reportaría entre 680.000 y 1,2 millones al año, y habría que descontar gastos de gestión. Cobrando por beneficio de cada sucursal habría “mayor riesgo jurídico”, pero reportaría hasta 45 millones al año.

De la propuesta de “activar” el Impuesto de Actividades Económicas de grandes empresas, cree que precisaría un cambio legal.

El “disparate” del banco. Crear un banco público municipal para financiar a empresas y proyectos sociales sería “no sólo un error” que precisaría “entre 10.000 y 20.000 millones” (el presupuesto municipal son 4.388 millones), sino también “un disparate” porque dar “préstamos como si fueran subvenciones lo quebraría”. El Ayuntamiento carece de competencias y necesitaría autorización del Banco Central Europeo.

Daños y perjuicios. La “recuperación progresiva de la gestión pública de los servicios municipales” en manos de empresas, como promete Ahora Madrid, podrá hacerse sin problema porque la Ley de Contratos incluye como causa de resolución que la Administración quiera gestionar directamente un servicio. Pero obligaría a indemnizar a la concesionaria, “incluidos los beneficios futuros”.

Recuperar patrimonio. Ahora Madrid plantea revertir la venta de patrimonio municipal realizada en los últimos años por el PP. Hacienda recalca que el Ayuntamiento “carece de potestad para privar de efecto los negocios jurídicos formalizados y consumados”, y recuerda que “en el derecho civil no existe el concepto de reversión de inmuebles transmitidos” excepto contra la Administración y precisamente por una expropiación forzosa irregular.

Menos ingresos que Barcelona. Ahora Madrid reclama un aumento en la participación de los ingresos del Estado, algo que “depende de la voluntad” del Gobierno regional y central. “No obstante”, indica Hacienda, la capital recibe 100-130 euros por habitante menos que Barcelona pese a tener competencias “sustancialmente iguales”, por lo que podría requerir hasta 350 o 400 millones más.

Tasa de basuras para ricos. Respecto a la promesa de eliminar las exenciones fiscales a embajadas o iglesias, Hacienda recuerda que sólo se podría hacer cambiando la ley estatal. Sugiere sin embargo que se podría recuperar la tasa de basuras para los inmuebles de mayor valor catastral, lo que afectaría a unos 15.000 contribuyentes (el 0,7% del total) pero aportaría 35 millones anuales.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción