Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Medio millón de cartas sin entregar en Majadahonda

Los empleados de Correos, en huelga desde hace siete semanas por recortes de personal

Envíos acumulados en la oficina de Correos de Majadahonda.
Envíos acumulados en la oficina de Correos de Majadahonda.

Paquetes, cartas, certificados... El almacén de la oficina de Correos de Majadahonda está a rebosar. Desde el 16 de marzo, en esta ciudad madrileña de 70.000 habitantes no se reparte el correo con normalidad. “Debe de haber entre 500.000 y 600.000 envíos que no han sido entregados”, dice uno de los carteros de la oficina, en la que trabajan 35 personas. “Hay tantos que los están almacenando en Chamartín en vez de en la sucursal”, añade.

En el hall de la oficina de la calle Oriente se han organizado dos filas: “Una para recoger y otra para reclamar”, se queja un vecino que lleva 45 minutos esperando. Los carteros, 30 trabajadores para repartir 37 secciones en las que se divide el municipio, se quejan de que una reducción de plantilla que hace “inviable” su trabajo. La empresa pública contesta: “La actividad postal se ha reducido un 30% y hemos adaptado la plantilla al servicio”.

“Los ciudadanos están preocupados y enfadados”, reconoce el alcalde, Narciso de Foxá (PP), que ha intentado mediar. “La base de nuestra demanda es la destrucción de personal que realiza la empresa”, denuncia Ángeles Antón, cartera de 56 años que lleva ocho en Correos. Tiene un contrato de personal laboral fijo; “En nuestra oficina solo hay un funcionario, el resto somos mucho más precarios. Hubo una reestructuración y nos quitaron a cinco personas; hace cinco meses nos dijeron que querían eliminar a otras cinco. Quieren retirar personal y que repartamos el trabajo”. Una práctica que los trabajadores consideran que la empresa está realizando en todas las oficinas.

En los últimos dos meses se han convocado paros parciales en otros lugares: Caravaca, Castellón, Barakaldo, Algeciras o los distritos 15 y 20 de la capital (Argüelles y Tetuán).

“Correos tiene una política de recorte de empleo por fases”, denuncia Raúl Navas, de 31 años y secretario del sindicato CGT en la empresa. “De hecho, en la región tiene previsto eliminar 500 empleos, por lo que habrá más paros y huelgas”, avisa. El día 13, CC OO, UGT, CSIF y Sindicato Libre han convocado un paro, y el 14 una huelga general en toda España menos en Madrid, donde la convocatoria es el 14 y 15.

Además, el día 22 anuncian otro paro general. Aseguran, eso sí, el reparto de las papeletas electorales para tener información sobre el censo o para votar por correo.

“Creo que la huelga está remitiendo”, dice con esperanza el alcalde de Majadahonda. Los carteros responden mostrando la fecha de entrega de varios certificados: “La semana pasada se entregaron envíos fechados a mediados de marzo”, dice Ángeles Antón. El miércoles, CGT se reunió con representantes de la empresa, que considera esto un problema local e insiste en la disminución de carga de trabajo. “En 2014, Correos ganó 50 millones de euros; el sueldo de su presidente fue 178.000 euros. Su política no es ganar dinero, sino ganar más dinero”, denuncia el representante de CGT.

Mientras tanto, en Majadahonda la huelga sigue. “La carga ya se ha aligerado porque hemos empezado a hacer solo un día de paro a la semana”, reconoce Antón, “pero no vamos a parar”. Parece que cartas, certificados y paquetes se seguirán acumulando en la oficina de la calle Oriente.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram