Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Partido Popular catalán vuelve a cargar contra la inmigración

El diputado Sergio Santamaría asegura que los municipios catalanes se están convirtiendo en "guetos"

El PP catalán volvió a cargar ayer contra la inmigración. En esta ocasión fue el diputado del Parlament y candidato a la alcaldía de Salt (Girona), Sergio Santamaría, quien lanzó las críticas. "Nuestros municipios se están convirtiendo en guetos en los que no queda rastro de nuestra civilización". Santamaría, en una interpelación al Gobierno catalán sobre la integración de los inmigrantes en los barrios, aseguró que Cataluña "se está convirtiendo en un centro del salafismo". Concretamente, el diputado dijo que la inmigración "descontrolada" supone un conflicto social que ha llevado a muchas familias a abandonar sus casas "por miedo a la radicalización de los inmigrantes". "Es necesario que se respeta nuestro estilo de vida occidental para garantizar la seguridad".

Santamaría recriminó a la consejera de Bienestar Social y Familia, Neus Munté, que el Gobierno catalán "favorezca" a los inmigrantes a la hora de repartir ayudas en detrimiento de "los de casa" y cargó también contra CiU por utilizar la inmigración para "hacer causa separatista". "Los jóvenes magrebíes solo hablan catalán y árabe, pero no castellano", apuntilló Santimaría, que pidió la prohibición del burka en las calles y una moratoria en la construcción de macromezquitas para que se dejen de entregar licencias de forma indiscriminada para estos centros de culto.