Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consell licita la demolición de La Fe a tres semanas de los comicios

Llombart asegura que remodelar el antiguo hospital costaría dos veces más que hacerlo nuevo

A tres semanas de las elecciones autonómicas, el Consell acordó ayer sacar a licitación la redacción del proyecto y la ejecución de la demolición del complejo del antiguo hospital La Fe, en el barrio de Campanar, en Valencia, por un importe de 18,79 millones de euros. Según el consejero de Sanidad, Manuel Llombart, la semana que viene se publicará esta licitación, cuyo plazo de ejecución puede variar de 12 a 20 meses, en función de las dificultades derivadas de la presencia de amianto en los edificios. La previsión es que en octubre se adjudique este contrato y en noviembre pueda empezar el derribo, para que una vez concluya —entre finales de 2016 y el primer trimestre de 2017— pueda comenzar la construcción allí de un nuevo hospital, que sustituirá al actual Arnau de Vilanova. A su vez, este último será remodelado.

Llombart aseguró, que una remodelación de La Fe antigua costaría “dos veces más” de lo que costará demolerla y construir un nuevo hospital. Los costes de construcción de un hospital de nueva planta se estiman en unos 90 millones de euros entre la demolición y la construcción, sin contar el equipamiento. Llombart indicó que se pone así en marcha un proceso que concluirá dentro de cuatro o cinco años. El consejero dijo que al nuevo hospital irá la población atribuida al Arnau de Vilanova, y anunció que además se dará la opción a los 180.000 usuarios que cuando se abrió La Fe nueva en el barrio de Malilla fueron trasladados allí de que voluntariamente tengan como hospital de referencia el nuevo. Llombart calculó que serán alrededor del 50% de los usuarios los que preferirán quedarse en ese hospital, con lo que la población protegida del nuevo Arnau de Vilanova será de alrededor de 300.000 personas, la que tenía hasta que se abrió el de Llíria.

Críticas al derribo

El responsable de Sanidad del PSPV-PSOE, Ignacio Subías, consideró “inaceptable” que el Consell decida derribar La Fe a pocos días de las elecciones “sin infromar ni contar con nadie”. Por su parte, el portavoz de la Comisión Cívica por un Hospital Digno en Campanar, Matías Alonso, señaló: “No entendemos que un partido que dentro de unos días va a venir a pedirnos el voto ponga en marcha la demolición de un enorme patrimonio que es de todos y que ponga como pretexto una degradación que solo ellos provocaron por su política de falta de mantenimiento”.