Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Nuestras condiciones son asumibles y a coste cero”

La portavoz de Podemos afirma que su electorado les exige firmeza en la negociación

"Los funcionarios tienen menos tendencias al mal uso de fondos", asegura

Teresa Rodríguez, líder de Podemos en Andalucía. Ampliar foto
Teresa Rodríguez, líder de Podemos en Andalucía.

Podemos, el partido que lidera Teresa Rodríguez (Rota, 1981) en Andalucía es clave para la investidura. Esta semana vuelve a negociar y defiende que sus condiciones —que la Junta no trabaje con bancos que ejecutan desahucios y reducción de altos cargos— son perfectamente asumibles y a coste cero.

Pregunta. ¿Va a pactar Podemos con el PSOE?

Respuesta. Hemos puesto condiciones para sentarse a hablar de un eventual acuerdo. Nuestras condiciones son las de los andaluces en torno a la corrupción y a sus circunstancias materiales. No son simbólicas. Las Administraciones tienen que estar a la altura de la circunstancias en unos momentos en los que la población lo está pasando mal. Hemos concretado las propuestas en el problema de los desahucios, que en Andalucía es una situación de emergencia, con 45 al día, y en los recortes en los servicios de atención a la ciudadanía.

Reducir altos cargos permitiría ahorrar más de 23 millones de euros

P. ¿La exigencia de dimisión de los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán, se da por superada?

R. Nos hubiera gustado que fuera más valiente. Entendemos que la población se merece que sus dirigentes asuman las responsabilidades políticas derivadas de los errores de su mandato. Nos gustaría que la clase política no entendiera esta como profesión y que, cuando se pierde la confianza de los ciudadanos por falta de control o por mala gestión, se ponga al frente.

P. ¿Ya no es una condición?

R. En este caso, está superado. Aunque lo hayan asumido de forma tácita, el hecho de que se retiren de la política por exigencia de la ciudadanía es un paso adelante, una victoria que hemos conseguido.

P. Sobre la exigencia de retirar los convenios con bancos que ejecuten desahucios, ¿se conforma Podemos con una nueva ley que los impida?

R. No es este caso. No renunciamos a proponerla, pero estamos pidiendo un gesto: revisar todos los convenios de la Junta con entidades financieras para no ser cómplices de las prácticas que entendemos ilegales de las entidades financieras al desoír las sentencias de los tribunales de la Unión Europea, que marcan con claridad que se están incumpliendo los estándares internacionales en materia de derechos humanos. No puede haber desahucios de la vivienda habitual sin alternativa habitacional y no se pueden generar situaciones de exclusión social derivadas de las deudas perpetuas o de no aplicar la dación en pago. La Junta tiene un enorme papel de presión a través de sus cuentas bancarias, sus depósitos y sus convenios para que las entidades que se benefician del dinero de los andaluces y las andaluzas apliquen la normativa.

P. Pero si la situación financiera actual hace inviable esa demanda, ¿hay algún resquicio para el acuerdo?

R. La Junta de Andalucía se puede financiar con otras entidades que ya han adquirido el compromiso de cumplir con las sentencias del Tribunal de Justicia de la UE y con los derechos humanos. Elegir con las entidades con las que se va a financiar y con las que va a conveniar es una responsabilidad de la Junta.

P. La Junta afirma que ya se han reducido los altos cargos por encima de otras comunidades.

R. No queremos compararnos con otras comunidades. En la función pública andaluza hay profesionales y técnicos con amplia capacidad y muchas ganas de trabajar al frente de equipos. Queremos empezar a diferenciar entre Gobierno y Administración. Es un antídoto contra la corrupción. Los funcionarios y los trabajadores públicos tienen menos tendencias a hacer mal uso de los fondos que quienes han sido colocados a dedo por los partidos. Romper con las redes clientelares supone profesionalizar la Administraciones públicas. Los directores generales no tienen que ser de libre designación. Podemos prescindir de los delegados provinciales y de los directores generales designados por los partidos. La Administración puede perfectamente funcionar con consejeros y viceconsejeros. Esta medida supondría un ahorro de más 14,5 millones de euros, según los Presupuestos. Con los datos de contratos en la Administración paralela, se podrían sumar más de 8,5 millones. En total, y solo es una aproximación porque los datos de contratación y salarios son opacos en la Administración paralela, se podrían ahorrar más de 23 millones de euros. Se han recortado personal en Educación, Sanidad y Servicios Sociales. Con el ahorro podríamos recuperar maestros y personal sanitario.

El único mandato que recibo en este proceso es el del grupo parlamentario y de la dirección andaluza de Podemos

P. ¿No cree que su electorado entiende que hay otros asuntos más relevantes, como el paro?

R. El paro requiere medidas que van más allá del debate de investidura. No renunciamos a un nuevo modelo productivo. Pero este no es un gesto, no es algo que podamos exigirle al Gobierno en un debate de investidura. Lo propondremos, pero ahora solo exigimos gestos sencillos, que son de coste cero, difícilmente rechazables y que mantenemos con absoluta firmeza. En nuestro electorado hay gente que entiende que ni PP ni PSOE han dado respuestas y nos exige firmeza.

P. Pero el ahorro con la condición de altos cargos supone menos que el coste de bloquear el Gobierno.

R. Si Susana Díaz pretende trasladar a la ciudadanía que, por la situación actual, no está gobernando, entonces está incumpliendo su propio mandato. El Gobierno provisional tiene que gobernar.

P. ¿Teme el coste electoral de permitir la investidura de Susana Díaz?

R. En ningún caso nos planteamos negociar para nosotros, para obtener sillones. Si somos capaces de ganar cosas para la ciudadanía, el electorado lo entenderá y sabrá que Podemos es una fuerza útil, que consigue cosas antes de desplegar su actividad legislativa plenamente.

P. ¿Tienes manos libres para negociar?

R. El único mandato que yo recibo en este proceso es el del grupo parlamentario y de la dirección de andaluza de Podemos, que tienen plenos poderes para tomar decisiones. Evidentemente, estamos en línea con la dirección estatal y recibimos su apoyo de forma cotidiana.

P. Influirán las elecciones municipales en la negociación.

R. Quienes se presentan a las elecciones municipales son compañeros que se suman a otras organizaciones para configurar candidaturas que son distintas de Podemos y no se someten a la organización.

P. ¿Cree que se estanca Podemos?

R. Estamos avanzando en la configuración de una fuerza política con poco más de un año de vida. Cualitativamente, Podemos es hoy una fuerza más consolidada.

Más información